Videojuegos hasta en el café: 7 bares gamer que dejaron su huella alrededor del mundo

De Japón a España, los bares especializados son un lugar de culto para la fanaticada que quiere rodearse de la parafernalia de sus títulos favoritos.

Los videojuegos son parte de la cultura pop internacional y existen lugares que le rinden homenaje mientras reciben a sus fanáticos en sus espacios customizados. Mientras que Japón sigue siendo el país con una tradición más extendida de restaurantes temáticos de videojuegos, series de animé e ídolos musicales, muchos países tomaron la iniciativa de despertar el gamer interno entre menús especiales, tragos inspirados en personajes y merchandising exclusivo para los coleccionistas.

Square Enix Cafe (Tokio, Japón)

La locación es especial para los fanáticos de los lanzamientos de Square Enix y, aunque de espacio reducido, ofrece una gran cantidad de memorabilia de Dragon Quest, Final Fantasy, Octopath Traveler y otros títulos de su universo. En celebración al 40º aniversario de Kingdom Hearts, el café anunció que preparará simpáticos platos temáticos y coleccionables específicos para celebrar la ocasión.

Arcane (Seoul, Corea del Sur)

Como promoción del estreno de la serie Arcane (basada en el universo de League of Legends), Netflix y Riot Games se aliaron para tematizar una cafetería completa con la parafernalia de la serie. El restaurant -disponible hasta noviembre del año pasado- exhibía arte exclusivo de la serie y todo tipo de merchandising del videojuego.

Kirby Café (Tokio, Japón)

Las confiterías de Kirby, el famoso personaje rosado de Nintendo, se hicieron tan conocidas que la empresa japonesa tuvo que habilitar sus locaciones permanentemente. Los espacios comenzaron con una idea en Osaka, donde se abrió un pequeño espacio dedicado en el 2016. Pero con el crecimiento de su popularidad y la expansión de la idea, los restaurantes lograron ser parte de la gastronomía temática infaltable para los turistas en Japón.

Stranger Bits (España)

El pub bar ubicado en Ciudad Real es uno de los espacios customizados con la temática retro gamer que se suman a la tendencia española de revampirizar las salas de de arcade y pinball al público actual. Su carta de tragos está también está dedicada a hitos de la cultura pop y estandartes de la cultura de los videojuegos.

Pokemón Café (Tokio, Japón)

Si bien los cafés temáticos son comunes en Japón, las consignas suelen rotar dependiendo el lanzamiento más popular del momento. Para Pokemón, franquicia que nació en 1997, el primer local que logró consolidarse como permanente fue el Pokemón Café en el 2018.

La apertura había sido originalmente una ocasión especial para celebrar el 20º aniversario del primer Pokemón Center en Tokio, pero el espacio se popularizó tanto que se convirtió en uno de los lugares imprescindibles del circuito turístico japonés. El Pokemón Café es tan recurrido que requiere una reserva previa, la cual otorga un turno de 90 minutos. Al final de este, se puede pasear por el local de merchandising y la tienda exclusiva de Pikachu Sweets.

FlashBack Retro Pub OKC (Oklahoma, Estados Unidos)

Los dueños del bar construyeron una oda a la cultura de la década de los ‘80 en base a arcades, luces de neón y parafernalia vintage. El bar cuenta con más de 100 juegos gratuitos de consolas como Sega Genesis, Nintendo NES, Super Nintendo, Nintendo Game Cube y Nintendo 64. El pub también realiza eventos temáticos de música de la década y festivales flashback de moda nostálgica.

Final Fantasy Eorzea Cafe (Tokio, Japón)

Entre otro de los cafés que lograron consolidarse como permanentes, en Japón está el Eorzea Café, un espacio customizado con el universo de Final Fantasy XIV en medio del distrito de Akihabara en Tokio. La confitería está construida basándose en el espacio homónimo que se encuentra dentro del juego y fue oficialmente avalado por Square Enix en el 2014.

Además de la decoración, un menú de más de 35 artículos y 55 bebidas customizadas, quienes entran a Eorzea Café podrán vivir la experiencia digital en las computadoras dispuestas en distintos espacios reservados de la confitería.