Un turista cae en el cráter del Monte Vesubio tras hacerse un selfie

Desgraciadamente, no es la primera y posiblemente no sea la última vez que escuchamos un accidente de características similares. Un turista estadounidense ha sufrido heridas después de caer al cráter del Monte Vesubio mientras intentaba recuperar su teléfono tras hacerse un selfie.

Se trata de un hombre joven de 23 años. Tal y como han contado los medios locales, el turista junto a su familia llegó a la cumbre del volcán de 1.281 metros de altura que se eleva sobre la ciudad de Nápoles, en el sur de Italia, después de pasar por alto un torniquete para visitantes y avanzar por un camino fuera de los límites permitidos.

Al parecer, el hombre estaba tomando una selfie cuando su teléfono se le escapó de la mano y se metió en la boca del volcán. Lo que vino después es lo que jamás deberías hacer en estos casos: descendió al cráter en un intento por recuperar su móvil, momento en que cayó varios metros después de perder el equilibrio.

Los guías de Vesubio fueron los primeros en llegar a la escena y descendieron en rappel hacia el cráter para sacarlo. La policía también acudió al lugar y se lanzó un helicóptero de rescate de montaña para ayudar en la operación de rescate. Los medios han contado que el turista fue tratado sobre el terreno por cortes y contusiones en los brazos y la espalda.

Tanto el hombre del accidente como su familia ahora se enfrentan a cargos tras la denuncia efectuada por la policía de la zona por invasión de terrenos públicos. El grupo, que supuestamente se aventuró al volcán sin entradas, “tomó un camino que estaba claramente señalizado como prohibido por ser extremadamente peligroso”, cuentan.

Hace unos años, en 2017, un niño de 11 años y sus padres murieron después de caer al cráter de Solfatara di Pozzuoli, uno de los 40 volcanes en el área de Campi Flegrei al oeste de Nápoles. Se cree que el niño se desmayó debido a los vapores de gas antes de caer al cráter. Sus padres intentaron salvarlo pero el cráter se derrumbó.

En el caso del Vesubio, se considera uno de los volcanes más peligrosos del mundo debido a su proximidad a Nápoles y otras ciudades cercanas.