Un hombre se cansó de pagar por zapatillas, se las tatuó y se volvió viral

Un hombre de Gran Bretaña se tatuó sus zapatillas favoritas, para evitar gastar dinero en calzado. El video del resultado final recorrió el mundo y se convirtió en tendencia.

En las últimas horas, salió a la luz el caso de un hombre que se tatuó sus zapatillas favoritas, para evitar gastar dinero en calzado. Como era de esperar, esta historia generó un verdadero furor en las redes sociales, donde cuestionaron la decisión del joven.

Recientemente, el tatuador sudafricano Dean Gunther, desveló cuál fue la llamativa petición que le hizo un hombre en Gran Bretaña. A través de su perfil oficial de Instagram, compartió el resultado final y dio a conocer la verdad detrás de la publicación: “Estaba cansado de pagar zapatos cada pocos meses, así que se tatuó sus zapatos favoritos”.

Entre risas, el artista confesó que su principal objetivo era “crear la ilusión de que el hombre en cuestión está usando zapatos”, aunque esté descalzo. “Definitivamente te hará mirar dos veces”, añadió Dean, quien cosechó una ola de reproducciones y comentarios en su última publicación.

Tras el revuelo por el resultado final, el artista concedió una entrevista y confesó que tardó dos horas para realizar los diseños en los pies. Luego, se tomó otras ocho para hacer el boceto permanente: “Dibujar el tatuaje en mi mano libre fue la parte más desafiante. Tenía que asegurarme de que todo fluyera con los contornos del cuerpo. Una vez que estuvo encendido, el tatuaje fue sencillo”.

El proceso del diseño quedó registrado en la cuenta oficial de Twitter del tatuador, quien recibió una ola de comentarios por su obra maestra. Esta vez, no hubo comentarios divididos, porque la mayoría de los usuarios se manifestó en contra del arriesgado tatuaje. Al parecer, nadie apoyó al hombre oriundo de Gran Bretaña.

Por si esto no fuera suficiente, Dean Gunther también le tatuó unos abdominales a un cliente que “se cansó de entrenar y no ver resultados en su aspecto físico”. Rápidamente, la imagen se convirtió en el blanco fácil de las críticas.