Tiene 21 años y factura 1 millón de dólares al mes vendiendo alimentos que otros tiran a la basura

Decidido a hacer que los británicos sean conscientes de la importancia de cuidar el planeta, James Eid, de 21 años, creó Earth & Wheat durante la Pandemia del coronavirus para evitar que los alimentos extraños o deformes fueran arrojados a la basura.

Comenzando con diez mil cajas de alimentos frescos vendidos en sus primeros tres meses, James ha ahorrado más de 500 toneladas de alimentos que se desperdician.

La compañía ahora tiene una facturación de más de 1 millón de dólares por mes, pero el joven empresario ha donado más de 150 mil dólares a organizaciones benéficas.

Al crear su campaña durante el tercer confinamiento en el Reino Unido, a James se le ocurrió una idea rara porque estaba “horrorizado” por la cantidad de pan que se tiraba en la panadería de su familia porque no tenía la forma perfecta.

Alrededor del 16 por ciento de los desechos de alimentos se eliminan en el punto de producción, pero Earth & Wheat tiene como objetivo reducir esto ofreciendo estos alimentos frescos: “es posible que no tengan la forma a la que estás acostumbrado en el supermercado”, dice el joven emprendedor.

Después de comenzar con ‘pan deforme’, Eid comenzó a vender ‘galletas rotas’ veganas, y su última aventura acaba de comenzar a través de la nueva ‘ Caja de verduras torcidas’ .

La caja de verduras incluye una variedad de vegetales que incluye de todo, desde papas, brócoli, zanahorias, maíz dulce, chiles, nueces, tomates, cebollas y más, que se rescatan directamente de granjas en el Reino Unido.

El estudiante, que cursa la carrera de administración de empresas en la Universidad de Lancaster, dijo: “Quería cambiar las percepciones de las personas sobre cómo vemos los alimentos como un todo por el bien de nuestro planeta, informando a las personas que la comida rara no es algo que debamos descartar o tirar”. directamente a la basura.