“Sos el papá luchón más lindo”: creyó que lo estaban seduciendo pero le querían cobrar una deuda

Una comerciante rionegrina utilizó una ingeniosa estrategia para comunicarse con un deudor de su establecimiento. Una usuaria tomó una captura de pantalla de la desopilante conversación de WhatsApp y la historia del “papá luchón” se volvió viral.

“Sos el papá luchón más lindo”: creyó que lo estaban seduciendo pero le querían cobrar una deuda“Sos el papá luchón más lindo”: creyó que lo estaban seduciendo pero le querían cobrar una deuda

Las redes sociales son un anfiteatro virtual de luces y sombras donde convergen críticas feroces, insultos anónimos, chistes de mal gusto y mucha ira direccionada con campañas solidarias, gestos buena onda y hasta historias virales que hacen desternillar de risa a los internautas.

En las últimas horas, se volvió viral una secuencia que puede inscribirse dentro de la última categoría descripta. Una conversación de WhatsApp se viralizó debido al ingenio de una comerciante rionegrina.

Todo comenzó con lo que parecía un ameno intercambio de mensajes en esa plataforma. Una persona desconocida le escribió a un hombre: “Holis. ¡Sos el papá luchón más lindo! Hoy te vi con tu bendi y es hermoso como vos”.

Ni lerdo ni perezoso, el destinatario de semejante elogio se sintió intrigado por el elogio y replicó: “Hola, gracias. ¿Nos conocemos?”. Lo que el joven padre no sabía es que había caído directamente en una trampa.

La respuesta no dejó lugar a dudas acerca de los motivos ocultos de la misteriosa mujer que lo había mensajeado: “¡Así sí respondes! Soy la señora que atiende en El Papero de Cinco Saltos. ¡Vení a pagarme los cartones de huevo que me debes hace un mes!”.

“Sos el papá luchón más lindo”: creyó que lo estaban seduciendo pero le querían cobrar una deudaEl desopilante intercambio por WhatsApp.

La ingeniosa estrategia de la comerciante quedó plasmada en una captura de pantalla que fue compartida en Twitter y, como era de esperar, no tardó en hacerse viral.

Es que todo parece indicar que la señora ya había intentado contactarse con el cliente a través de otro número telefónico para pedirle que se acerque hasta el comercio y salde la deuda pendiente.

Al no obtener respuesta del susodicho, decidió emplear una táctica infalible y logró su objetivo: que el hombre no tuviera escapatoria frente al monto adeudado.

Según se pudo saber en las últimas horas, la forrajería El Papero queda en la avenida Argentina al 300, en la ciudad rionegrina de Cinco Saltos.