Se publicó en el Boletín Oficial la reglamentación de la Ley de Etiquetado Frontal

Ya salió publicada en el Boletín Oficial, y fue puesta en marcha la reglamentación de la Ley de Etiquetado Frontal que busca promover una “alimentación saludable”.

Este miércoles salió publicada en el Boletín Oficial la reglamentación de la ley de etiquetado frontal de alimentos. Esta iniciativa busca advertir en los paquetes, los niveles de azúcares, sodio, calorías y de grasas saturadas y totales de los alimentos.

Recordemos que había sido sancionada por la Cámara de Diputados el pasado 27 de octubre y tiene como medida fundamental, exigir que todos los envases de los productor contengan un esquema de etiquetado en el frente.

Según reza en la ley 27.642, en este etiquetado, tiene que estar la composición de los alimentos en caso que no sean saludables. Básicamente se apunta a combatir el exceso de nutrientes críticos en cinco categorías: grasas totales, grasas saturadas, sodio, azúcares y/o calorías.

Boletín Oficial: el Gobierno Nacional publicó la reglamentación de la Ley de Etiquetado FrontalYa salió publicada en el Boletín Oficial, y fue puesta en marcha la reglamentación de la Ley de Etiquetado Frontal que busca promover una “alimentación saludable”.

Los productos como bebidas y alimentos procesados, van a tener que llevar de manera obligatoria, octógonos negros de al menos un 5% del tamaño de la cara principal del envase cuando su composición supere un umbral mínimo en cada uno de estos componentes, para que pueda verse.

Más allá de la reglamentación, ahora también es muy importante la regulación de la ley de etiquetado frontal, que en una primera etapa, el punto de corte para los alimentos está dado en un valor igual o mayor a las 300 calorías o los 100 gramos. En el caso de las bebidas analcohólicas el tope es mayor o igual a 50 kilocalorías o 100 mililitros.

Se publicó en el Boletín Oficial la reglamentación de la Ley de Etiquetado FrontalA través de un decreto, se ofializó la puesta en marcha de la iniciativa que busca promover una “alimentación saludable”

El limite en la cantidad azúcares es de 20%, las grasas totales 35%, y grasas saturadas 12% y en el caso de los sodios es de 5 miligramos por cada kilocaloría.

En una segunda etapa, la idea es llevar el punto de corte a un valor igual o mayor a 275 calorías, y en las bebidas analcohólicas a 25 kilocalorías. Para los azúcares sería de un valor igual o mayor al 10% del total de energía proveniente de azúcares añadidos.

En el caso de las grasas, un valor menor al 30%, el caso de las saturadas, ese porcentaje se reduce al 10%. Para el sodio, se tolerará hasta 1 miligramo de sodio por cada kilocaloría, y en las bebidas sin aporte energético de 40 miligramos cada 100 mililitros.