Quiso conquistar a una chica pero se quedó dormido en el intento: “No pude terminar el chamuyo”

Un joven intentó conquistar a una chica, pero su estrategia se vio frustrada por el sueño. La historia se volvió viral en las redes sociales.

La conversación se volvió viral en el mundo virtual.

Las formas de seducción y las maneras de vincularse fueron cambiando poco a poco. Para los jóvenes es todo un desafío empezar una conversación que llegue a buen puerto. En las últimas horas, se viralizó la historia de un hombre que intentó conquistar a una chica, pero nada salió como esperaba.

En las redes sociales se suelen viralizar historias divertidas y también vergonzosas. En esta oportunidad, se conoció el caso de un muchacho que le respondió una historia de Instagram a la joven que tanto deseaba. Para sacarle una sonrisa, utilizó una estrategia impensada.

El joven arrancó la conversación con la frase: “¿A vos te dicen lomito de Barloa?” con la intención de que la joven pregunte por qué y ahí rematar su chamuyo. Sin embargo, cuando ella respondió, el se ausentó por varias horas y no volvió a contactarse más con la mujer en cuestión.

Horas más tarde, llegó la respuesta del conquistador fallido. Con total sinceridad, confesó lo que realmente sucedió y explicó los motivos por los que se ausentó: “Me quedé dormido y no pude terminar el chamuyo”. De esta manera, quedó a la vista que el intento de seducción del chico se vio frustrado por el sueño.

Luego de este divertido momento, la chica decidió subir la conversación a su cuenta oficial de Twitter y remató la anécdota con unas palabras: “No lo juzgo, me pudo pasar a mí también”. Inmediatamente, el tweet se volvió viral y generó una gran repercusión en el mundo virtual.

Inmediatamente, miles de usuarios reaccionaron y se solidarizaron por el joven que intentó conquistar, pero se quedó dormido en el intento. “Capaz labura un montón”, “Queremos el chamuyo completo maldita sea”, fueron algunos de los comentarios que dejaron los internautas. A su vez, otros criticaron el tweet: “Nunca voy a entender esa costumbre de las minas de publicar conversaciones privadas”.