Pronosticó en 1922 cómo sería el mundo en 2022: en qué acertó y en qué no

Pasaron 100 años desde la publicación, en el diario The New York Herald, en la que se hablaba del futuro

Autos voladores, viajar en el tiempo y teletransportarse son algunas de las predicciones más repetidas a lo largo de las últimas décadas para describir cómo sería el futuro. Sin embargo, en 2022 estos inventos solo suenan como un cliché. Es que si bien hay avances en materia de ese tipo de vehículos y realidad aumentada para viajar desde casa a cualquier parte del mundo, la verdad es que siguen siendo elementos poco cercanos a la realidad de los ciudadanos.

Pero un artículo desarrollado por el periodista y escritor Walter Lionel George, en mayo de 1922, sí fue realista y estuvo más cerca en describir nuestra realidad actual. La nota publicada en el periódico estadounidense The New York Herald fue titulada Cómo será el mundo dentro de cien años, es decir, en 2022, el año que estamos transcurriendo.

Los autos voladores, con despegue y aterrizaje vertical, en el 2019 imaginado por Blade Runner

Según la descripción que Walter Lionel dio 100 años atrás, para 2022 las personas se movilizarían en autos y camiones, por lo que los caballos ya no serían más un medio de transporte común en las calles y vías de aquel entonces. Este fue el primer hecho en el que acertó por completo.

También, predijo en el artículo que se podría viajar de Nueva York a Londres en tan solo 12 horas, al mencionar que “los vuelos comerciales serán algo común y corriente”. Esto es cierto e incluso se quedó corto, puesto que sí es normal tomar vuelos comerciales, pero se puede llegar al destino mencionado incluso en menos tiempo del que predijo el escritor.

Las empleadas domesticas continúan luchando por sus derechos

Otro de los puntos se centra en el trabajo doméstico; para el periodista, en el futuro el trabajo en casa de familia sería una profesión, con buen salario remunerado, derechos laborales, un sindicato y una jornada de 7 horas al día. Lo que podría llegar a tomarse como una predicción correcta, hoy en día no es cumplido como se debería, pese a que hay legislación al respecto en la mayoría de los países.

Sin embargo, aunque la publicación en The New York Herald tiene bastantes aciertos con la realidad, hay predicciones que aún no son del todo ciertas, como que todas las personas del mundo tendrían electricidad en sus casas, por lo que ya no usarían más el carbón, el método utilizado en aquel entonces. Si bien se llevó a cabo una actualización del método, muchos hogares no tienen acceso a este servicio, determinado como básico, pero con un gran costo que -a parte- de la sociedad se le dificulta abonar.

Otro de los no aciertos casi por completo por parte del periodista se trata de la mención en la que indicó que las personas ya no tendrían jornadas laborales por más de 7 horas al día. Lo cierto es que aún en 2022 no todos tienen acceso a servicios básicos como la electricidad y hay quienes trabajan más de 10 horas diarias, con hasta dos trabajos para solventar los gastos que el mundo moderno requiere.