“No cambia nada”: la nueva mascarilla nasal para protegerse del covid-19 en restaurantes sorprende a la Red

Pese al optimismo de algunos usuarios, otros muchos no han tardado en señalar que la mascarilla no protege realmente del covid-19.

La pandemia de coronavirus ha traído consigo múltiples y sorprendentes artículos de protección personal, como la nueva mascarilla nasal anticovid que ha sacado al mercado la empresa Atman en Corea del Sur y que está suscitando más preguntas que respuestas, incluso entre la gente más acostumbrada a la ‘nueva normalidad’.

El invento se presenta bajo el nombre de ‘kosk’ —una combinación de la palabra coreana ‘ko’, que significa ‘nariz’, y ‘mask’ (mascarilla en inglés)— y va destinado a complacer a los amantes de los restaurantes, ya que puede plegarse para que cubra solo la nariz a la hora de comer. La caja de diez unidades de esta mascarilla, que cuenta con un filtro KF80se vende a un precio de 9.800 wones (unos 8,19 dólares).

En la tienda en línea, la mascarilla ya cuenta con más de cien reseñas de cinco estrellas de clientes satisfechos. Si bien muchos de ellos confiesan que la compraron por curiosidad, ahora dicen sentirse más seguros en los restaurantes y cafeterías.

“La primera vez que mi amigo la vio, se burló de mí, pero luego dijo que quería comprarla”, afirma otro.

“Solo añade más confusión”

Pese al optimismo de sus orgullosos propietarios, muchos internautas no han tardado en señalar que la mascarilla nasal no protege realmente del covid-19. “Es una idea realmente absurda: inhalas mientras comes. El hecho de cubrir solo la nariz no cambia nada; solo es un modo de ganar dinero para alguien que cree que la mayoría de la gente no tiene razón”, escribió un usuario de Twitter.

“Es cierto, no ayuda… Al final, la gente respirará por la boca“, sostiene un internauta, mientras otro comentario subraya que la mascarilla “solo añade más confusión”.

Por otra parte, un usuario señala que con esta mascarilla resulta más difícil disfrutar del sabor de la comida dado que el olor y el sabor están estrechamente vinculados.

Otros prefieren abordar la cuestión desde el humor, como este internauta, que publicó un GIF con lo que denominó como “versión económica” de la mascarilla nasal: