Más gordo, más lindo: la tradición de una tribu en África que premia al hombre más panzón

En la tribu Bodi (Etiopía), los hombres con la panza más grande son los más deseados. La ecuación es sencilla: cuanto mayor sea el volumen abdominal, más atractivos serán para el resto de la tribu.

Para eso, la preparación y el entrenamiento para la ceremonia de premiación incluye rituales poco convencionales.

Los hombres que compiten en el concurso beben sangre fresca de vaca, combinada con leche fresca recién ordeñada durante los 6 meses anteriores a la selección.

Durante la ceremonia, el ganador del concurso se mide y es adulado por toda la tribu. Las mujeres y las niñas les traen leche cada mañana a los aspirantes en pos de lograr un abdomen prominente. En algunos casos, logran duplicar y hasta triplicar su peso.

El único premio para el ganador es la fama y la adulación de sus compañeros de la tribu.

Las mujeres cuidan a los gordos: les dan alcohol, les quitan el sudor, y les cantan para mantenerlos despiertos.