Llevan un año mandándole por correo zapatos que nunca pidió y está desconcertada: “Realmente horribles”

Una mujer recibe, desde hace un año, diferentes zapatos a su casa por correo. Pedidos que ella nunca hizo, y al principio pensó que alguien los iba a reclamar, pero ahora siente miedo.

Llevan un año mandándole por correo zapatos que nunca pidió y está desconcertada: "Realmente horribles"Una mujer recibe, desde hace un año, diferentes zapatos a su casa por correo. Pedidos que ella nunca hizo, y al principio pensó que alguien los iba a reclamar, pero ahora siente miedo.

Sin lugar a dudas, todos los días surgen historias que se viralizan en tan solo segundos por todo el mundo. Desde tiernos reencuentros, descubrimientos asombrosos hasta personas muy habilidosas. En este caso se trata de una mujer que desde hace un año que recibe pares de zapatos a su casa pero ella nunca los encargó.

Se llama Simone Boutet y vive en Oak Park, en el estado de Illinois, en Estados Unidos. Según contó en sus redes sociales, desde hace un año que recibe diferentes pares de zapatos a su casa. Pedidos que ella nunca hizo. Pero aunque haga los reclamos pertinentes, los calzados no dejan de llegar a la puerta de su hogar.

Hasta el momento, a Simone ya le llegaron 15 pares de zapatos “realmente horribles” como los define en sus publicaciones. Intentó devolverlos pero después de unos días los calzados le son regresados. En diálogo con la cadena de televisión WLS-TV, la mujer contó que “son realmente divertidos. Y muy, muy, muy feos”.

La primera vez que quiso devolver el primer par de zapatos no tuvo mucho resultado. “Les expliqué todo y lo entendieron”, dijo sobre intentar devolver el calzado no deseado. “Así que los devolví pero luego, como cuatro días después, me los devolvieron por correo”. Y justo después de la primera devolución fallida, Boutet recibió más en su puerta.Llevan un año mandándole por correo zapatos que nunca pidió y está desconcertada: "Realmente horribles"Una mujer recibe, desde hace un año, diferentes zapatos a su casa por correo.

Junto a su historia, la mujer compartió las imágenes de los diversos zapatos que le fueron llegando. Desde UPS, la marca de calzado, le atribuyeron el error a un “error administrativo”, diciendo que trabajarían con el proveedor original para corregir las etiquetas de devolución.

Pero en la empresa explicaron que el calzado debía devolverse a un proveedor de Amazon de China, pero la etiqueta de devolución dice “Simone” con solo una dirección en Elm Street en Chicago. Y ya que esta dirección no es un centro de devoluciones, el intento de UPS de rectificar el problema resultó en un destino abrumador para “Simone” en Oak Park.