La terrorífica casa donde se rodó Pesadilla en Elm Street (1984) está a la venta

Si sos un fan acérrimo de Pesadilla en Elm Street y lo tuyo, además, son los slasher, entonces te encantará saber que la casa donde Wes Craven rodó la primera entrega de esta saga protagonizada por Freddy Krueger se ha puesto a la venta por, aproximadamente, unos 3 millones de euros. Igual que la casa de Amityville, en el 112 de Ocean Avenue, ahora esta se convierte en un paraíso para los que acuden, por ejemplo, al Festival Internacional de cine Fantástico de Sitges sin falta.

La casa, para que sepás de lo que estamos hablando, es un chalet holandés situado en Los Ángeles y tiene tres dormitorios y cuatro cuartos de baño, además de una cocina totalmente equipada y un parquet madera castaño. Es decir, que aunque se haya rodado ahí una película de terror bastante mítica e importante para la historia del género, a decir verdad es un lugar bastante correcto y parece que hasta familiar.

La casa ahora mismo se vende por 3,25 millones de dólares (2,79 millones de euros), un precio un tanto alto a la altura de muy pocos. Pero es que los comprados también se llevarán consigo un pabellón de invitados y baño independientes.

Aquí nació uno de los asesinos en serie más peligrosos de todos los tiempos, puesto que actúa en los sueños y es imposible escapar de él. Krueger estuvo interpretado durante años por Robert Englund y, posteriormente, por Jackie Earle Haley, quien en 2010 recibió fuertes críticas por no haber captado bien la esencia que Englund dejó en su momento.

Si estás buscando casa y sos amante del cine, entonces recomendamos que te tires de cabeza por ese pedazo de casa. Claro, si vivís en la zona. Entre tanto reboot y remake falta que Pesadilla en Elm Street vuelva para unirse a Halloween, Scream, Chucky y compañía.