La historia detrás del hombre que le robó la identidad a un nene muerto hace 20 años y empezó una nueva vida

Ricardo Guedes nació en Brasil, le robó la identidad a William Ericson en el año 1979 y partió para Estados Unidos.

La historia detrás del hombre que le robó la identidad a un nene muerto hace 20 años y empezó una nueva vida

Un hombre, identificado como Ricardo Cesar Guedes, de 49 años de edad, vivió toda su vida en una mentira al robarle la identidad a un niño fallecido. Él pensó que jamás la verdad saldría a la luz y comenzó a vivir una nueva vida. Ejercía su profesión con total normalidad, era asistente de vuelvo en una aerolínea de United Airlines hasta que un día lo sorprendieron en el Aeropuerto Internacional George Bush, en Houston y lo detuvieron.

Ricardo nació en Brasil, en el año 1972, y decidió realizar un aberrante delito: le robó la identidad a un niño fallecido, y decidió continuar su vida en los Estados Unidos viviendo una vida con total normalidad e impune.

El hombre había logrado instalarse en Estados Unidos en la década del 90 gracias a una visa turista, pero al tiempo caducaría y tendría que volver a su país. Para no regresar, decidió realizar un delito y le robó la identidad a un pequeño niño de 4 años que había fallecido por un accidente automovilístico en el estado de Washington en 1979. De esta forma fue como consiguió su pasaporte estadounidense y pudo obtener el permiso para permanecer en el país sin sospechas hasta hace pocos meses.

La policía aún investiga de qué forma fue que logró robarle la identidad. El delincuente vivió una vida sin ningún tipo de restricciones bajo el nombre de William Ericson Ladd, hasta incluso formó una familia y consiguió un empleo en una prestigiosa aerolínea como asistente de vuelo.

El brasileño nunca fue detenido ni tampoco sospecharon de él en ningún tipo de control durante décadas, aún ejerciendo una profesión que lo hacía viajar por el mundo, donde la identificación es un pilar muy importante, pero ya su impunidad se acabó y su delito ya está en manos de la Justicia, Guedes está detenido a la espera de un juicio.