La historia de JxP, de una banda de garage a emocionar a la escena latina de League of Legends

Oriundo de La Plata al igual que el Tiburón nadó por distintos géneros musicales e ingresó por la puerta grande del mundo de los esports. Ahora busca seguir encontrando su camino y su propio estilo.

A mediados del 2020 el peruano Sebastián “Oddie” Alonso anunció que iba a retirarse del League of Legends profesional, y tras finalizar el Clausura de ese año Isurus decidió hacerle un sentido homenaje. Así colaboraron con el artista platense Juan Pedro Albanesi -más conocido como JxP o Sheipi– en octubre lanzaron Leyenda, con videoclip incluido. El tema fue un hit en la escena de LoL, y retrato de manera emotiva la historia del Jungla, desde sus inicios, pasando por los hitos que consiguió en Lyon y finalmente en el Tiburón. Esa canción fue la primera en el que el cantante e Isurus le pusieron música y letra a los esports. Es una relación que funciona bien y que promete entregar más arte.

— ¿Cómo fue ese contacto con Isurus?

— Yo saqué un tema con Renzo -su productor- que se llama Champion. Él se lo pasó a Kala, CEO de Isurus, porque dijo: “Esto es re gamer, es re de esta onda”. Kala me tiró la buena al toque, se contactó conmigo y me dijo: “Tenemos que hacer algo, quiero que hagamos algo”. Me invitó a una AGS al stand de Isurus ahí conecté con el mundo gamer más profesional. Siempre jugué juegos pero como aficionado digamos. No tenía mucha idea del mundo profesional, y cuando fui a esa AGS vi el pedazo de mundo que era. Un año después, en el medio de la pandemia me propuso hacer una canción para Oddie porque se retiraba. Y ahí craneanos Leyenda, que la verdad que estuvo re bueno hacerlo y estoy re agradecido con Isurus.

— ¿Cómo fue el proceso para trabajar en Leyenda?

— Yo venía escribiendo muchas canciones, estábamos en medio de la pandemia y no había mucho para hacer. Había una que arrancaba diciendo “mami voy a ser leyenda”, que la había escrito sobre otro beat, era otra cosa. Y cuando me ofrecieron el laburo fue como “uy, es re por acá”, entonces agarré y adapté una canción que ya tenía. Cuando Renzo pasó el beat cayó la parte del estribillo y automáticamente lo que canté fue “Leyenda por siempre seré”, y ahí cantándola ya me emocionó, y me di cuenta que era por ahí. Esa semana nos juntamos con Renzo y lo grabé. Me acuerdo que volví a mi casa escuchando lo que había grabado y me emocioné y se me caían las lágrimas y lloraba y me reía. Era una mezcla de sensaciones muy raras y dije: “Es esto, si me está generando esto así es esto”. Y en ese momento creí que era la mejor canción que había hecho, y me acuerdo de pasarlo al grupo de Isurus y que la reacción sea la misma. Fue muy lindo ver que les había gustado tanto.

— ¿Cómo sentiste el recibimiento de la gente?

— El recibimiento de la gente con Leyenda fue muy bueno porque muchos fanáticos despidieron a un jugador que hizo historia en el ambiente de los esports. Es admirable la carrera de OddiePara hacer la canción me interioricé bien acerca de quién era él, de cómo era su historia y me sentí muy identificado. Por eso creo que salió algo tan lindo. La gente lo recibió muy bien, los comentarios eran todos muy buenos y hasta me mandaban videos de la gente de Isurus cantándola, los comentarios de YouTube con la gente emocionada porque se retiraba el mejor jungla del LoL. Después terminó jugando en R7 pero quedó el contenido que es lindo y que está bueno recordar los momentos de esa forma.

Luego del éxito que generó Leyenda, JxP volvió a colaborar con el Tiburón, esta vez no con un homenaje, sino para una presentación: la del primer roster de Free Fire, que contó con Neira, Ayala, Tiki, Villadrop y Yorch, ambos dirigidos por Chubakon y Bravo. El anunció incluyó un tremendo videoclip y Sheipi le dio la voz a Shine, el tema con el que los presentaron: “Esa fue distinta. Fue una canción que yo hice, se la mostré a Kala y le gusto. Yo no sabía que Isurus estaba por sacar un equipo de Free Fire cuando compuse la canción. De hecho la lancé y una vez que la canción ya estaba publicada en Spotify Kala me dijo que no le haga video porque la quería usar para el anuncio. Al toque nos pusimos a laburar en el video. Me gustó mucho el profesionalismo con el que se manejó la producción, la verdad una masa. Fue loco porque fue una canción que yo lancé primero, no es que la hice específicamente”.

El último tema que lanzaron en conjunto fue La Distancia, que también incluyó videoclip, y que tuvo que la colaboración de la cantante Karen Paz, para la serie documental de Isurus por los diez años de vida de la organización: “Siendo pioneros es un orgullo y un honor bárbaro formar parte de esto. La verdad que Isurus tiene unos valores increíbles y estoy muy identiticado con la historia de Kala y del Tiburón en general, de querer lograr lo imposible, de jugársela toda por un sueño. Porque esto es una cosa de todos los días, es un laburo enrome que se hace y estuvo muy lindo haber compuesto La distancia. Aparte con una hermana que es Karen y que venimos cantando juntos hace varios años. Una cantante de la puta madre, de las mejores que he visto, y componer una canción así, aparte en el estil que tiene, que yo lo siento muy propio, estuvo de primera la verdad. Es una canción que la escucho y me bombea el corazón”.

— ¿Fue diferente cantar esos temas en un escenario con público como fue en el Argentina Game Show?

— Tocar en un festival tan grande, con tantos artistas, y que nuclee tanta gente del streaming, del gaming, la gente geek en general del mundo del cosplay… Fue una experiencia muy piola, sobre todo representar a Isurus ahí arriba del escenario con la banda. Fue una locura. Tocamos dos días seguidos. El primero fue más a la noche por eso tuvo otro tinte más rockero, con la gente ahí agitando y estuvo muy bueno. Muchos buenos comentarios, gente bancando lo que hacemos y viendo con buenos ojos nuestro arte. Tocar ahí es una oportunidad enorme y estuvo hermoso. El segundo día estuvo más tranqui, tocamos más de día, más temprano, pero también estuvo bueno porque nos habíamos sacado la presión del primer día. Si bien uno se dedica a hacer shows y a cantar siempre está esa cosa que te agarra en la panza antes de salir a tocar y le metimos muy duro al ensayo, estábamos muy expectantes y por suerte salió ida, salió god y el reconocimiento de la gente también estuvo muy bueno.

— ¿Y ahora qué se viene con Isurus?

— Vamos a formar un sello discográfico con Isurus. Vamos a tratar de formalizar Isurus Music y a hacerlo competente dentro de la industria musical. Estoy muy contento de ser el primer artista en impulsar esto. Es el primer sello discográfico gamer en la región y como siempre a la vanguardia y tratando de superarnos día a día. Estoy muy contento de poder hacerlo y de poder compartir esto de un proyecto tan importante como es Isurus.

Sheipi es un artista con más de 15 años de recorrido, y que a lo largo de su trayectoria fue explorando distintos géneros musicales. Su primera banda la formó a sus 13 años, con dos pibes más. “Se llamaba Escoria Urbana. Era una banda punk medio rock nacional. No sabíamos bien que estábamos haciendo, pero ahí arrancó”, recuerda. Luego probó el hardcore y el metal y formó M.O.S.H, una banda que integró por una década, y con la que cantó en diferentes partes de Argentina e incluso fuera del país.

Ya en 2018 arrancó su etapa como solista tras pasar por el programa La Voz Argentina, donde integró el equipo de Axel. También comenzó a meterse de lleno en el mundo del freestyle al trabajar para SUCRE Producciones haciendo diseños para la Cumbre del Freestyle: “Yo miraba mucho en YouTube la Red Bull y El Quinto, y gracias a SUCRE pude, desde el lugar de diseñador, porque en ese momento estudiaba en la Facultad de Bellas Artes en la Universidad Nacional de La Plata, conocer mucha gente del mundo del freestyle, los valores, pude aprender a hacer freestyle también, que me re sirvió y me sirve para componer. Me parece una disciplina genial y conocí mucha gente talentosa en el momento previo a que estalle a movida. Saqué mis canciones y la tercera fue ROCK&ROLL que es mi hit. Es la canción que más visualizaciones tiene tanto en Spotify como en YouTube. Fue con Cabech, y pudimos conseguir la reacción de Coscu con Biza, que la subió a su canal. Ahí se fue todo bastante a la mierda”.

— ¿En qué momento nació tu pasión por la música?

— Creo que empezó de muy chico. Yo viajaba mucho con mi familia, era hijo único y me aburría un toque. Y cuando escuchaba la música me acuerdo que estaba en el asiento de tras transportándome a una realidad totalmente distinta y pensaba “qué loco poder hacer sentir esto a alguien”. Como esa cuestión de transportarlo fuera de la realidad o mejorar el momento o el rato que dure la canción. Ahí arrancó ese gusto por la música. Empecé a desarrollarlo desde ahí. Capaz que de la misma necesidad de querer crear mi propio mundo y de co-crear mi realidad necesitaba escribir o volcar sentimientos y pensamientos en algún lado. Escribía canciones sin ponerle melodía, capaz sin saber lo que estaba haciendo. Eso mismo me disparó la idea de cantar las cosas que escribo. Jugando sin querer estaba haciendo canciones. Pero surge por la necesidad de expresarme y de volcar todo lo que me estaba pasando en la mente.

La biología del tiburón lo obliga a mantenerse en movimiento todo el tiempo, y Sheipi recorre el mismo camino. Desde sus inicios nadó por las aguas y océanos de muchos géneros musicales y nunca dejó de moverse y de explorar nuevos rumbos. JxP es multifacético, le gustan los desafíos y está en las puertas de un año que parece ser muy prometedor. Este viernes 28 de enero fue telonero en el Pinamar Fest de YSY A, uno de los artistas argentinos del momento junto a otros músicos como La Jefa, Flexo y Juli García.

— ¿Cuáles son tus objetivos ahora?

— Tengo muchas ganas de innovar en sonidos, de contar mi historia, que me conozcan un poco más, que empiecen a entender el fla artístico que tengo. Trabajando mucho, enfocado, que es tal vez uno de los años que tengo mejor perspectiva. Estoy contento y creo que se va a venir un año increíble. Ya está siendo un año increíble hasta acá. Quiero explorar géneros nuevos para mí, y de fusionar cosas y que a partir de ahí salga el sonido o el estilo Sheipi, generar una marca desde el sonido. Entiendo que últimamente es medio difícil salirse de los géneros que la gente está escuchando, pero es un desafío tratar de juntar todo lo que he aprendido de música hasta acá y generar un estilo propio. Yo no creo mucho en los géneros musicales, soy una persona súper abierta en ese sentido. Escucho de todo y escuché de todo a lo largo de mi vida. Me gusta todo y es uno de los grandes problemas que tengo a la hora de encarar una canción porque no sé qué género ponerle. Me gusta hasta incluso la fusión, me parece un tanto más atractiva.

— ¿Qué mensaje final te gustaría dejar?

— A quien esté leyendo, si realmente tienen ganas de hacer música, si tienen un sueño, sea lo que sea, nunca bajen los brazos. Hasta en los momentos donde parece que todo es más difícil, con esfuerzo, dedicación, trabajo y mucho amor por lo que uno hace se puede salir adelante, de los pozos más oscuros incluso, lo digo por experiencia. Creo que la música es sanadora. Realmente es muy lindo poder dedicarme a lo que me dedico y que el universo me ponga en los lugares indicados para yo poder seguir trabajando de lo que me gusta, que sé que es difícil. Siempre fui de perseguir el imposible con tal de seguir creciendo y avanzando. Nunca hay que bajar los brazos con lo que uno le gusta y siente de corazón, sea lo que sea. Es real que el trabajo se premia. Tarde o temprano se premia.

Fuente: Infobae

AllEscort