La dieta del momento: todo lo que tenés que saber sobre el ayuno intermitente

El ayuno intermitente o fasting se puso de moda desde las redes sociales y es una de las dietas más elegidas para bajar de peso.

El “fasting” o ayuno intermitente se puso de moda y es la dieta más elegida en este momento en todo el mundo. Los resultados, muchas veces dudosos, que se publican en las redes sociales empujaron para que se esté siendo seguida al pie de la letra por mucha gente.

En qué consiste el ayuno intermitente

“El ayuno intermitente o ‘fasting’ en inglés consiste en dejar una ventana de tiempo durante el día en la que no se consume ningún alimento sólido o que aporte calorías en general, y otra ventana de tiempo en la cual se ingieren todas las calorías necesarias”, explicó el doctor Daniel Mantas, director de NutriNour (expertos en nutrición clínica, deportiva y personalizada)

Existen varios tipos de ayunos intermitentes: el más elegido es el de estar 16 horas sin consumir alimentos, ni bebidas azucaradas (light). Pero también hay de 12 horas, de 20, inclusive de 24 y 48 horas.

Existen varios tipos de ayuno, 12-12, 16-8, 20/4, 24h o 48h”, añade.

El mínimo para que se considere que se está dando una autofagia (un mecanismo asociado al ayuno) es de 12 horas de ayuno.

El ayuno de 16 horas

Para este ayuno lo que conviene es cenar temprano, algo que también está demostrado que adelgaza y, además, hace que podamos dormir mucho mejor.

Si uno cena a las 20 horas, puede desayunar u almorzar normalmente al día siguiente a las 12.00.

Médicos especialistas aseguran que lo más importante del ayuno de 16 horas son las últimas dos. “Si tenés hambre tomá agua. Luego de varios días te acostumbrás y vas a bajar sin darte cuenta la cantidad de comida en la parte en la que está permitido comer y eso también ayuda a bajar de peso”.

En todos los casos siempre se recomienda la actividad física, caminar siempre es la mejor porque evita lesiones. Con una hora de caminata diaria es suficiente y previene también enfermedades cardíacas.

El ayuno de 12 horas

Este era el más común porque dependiendo de la actividad puede ser el que menos esfuerzo obligue porque, por ejemplo, cenando a las 20 horas ya a las 8 de la mañana se puede desayunar, algo que hace la mayoría de la gente.

De todos modos, en este caso, como en el resto, “los ayunos siempre son convenientes que se realicen bajo la supervisión de un profesional, sobre todo cuando exista alguna patología”, indican los médicos.

Beneficios del ayuno intermitente para la salud

Especialistas afirman que el ayuno intermitente puede tener efectos positivos para el organismo, “pero es importante saber que no es para el todo tipo de personas. Es importante valorar con un nutricionista nuestra situación personal para evaluar si puede tener contraindicaciones. También es importante decir que el ayuno per se no nos va a aportar salud; también es importante qué alimentos escogemos en el tiempo en el que sí vamos a ingerir alimentos”, contó el doctor Mantas.

Y agregó: “Durante el ayuno intermitente se produce un cambio de sustrato como fuente de energía debido a que el organismo, al no tener glucosa procedente de los alimentos como fuente de energía, acude a las reservas de triglicéridos. También hay un aumento de la hormona de crecimiento (esta hormona va descendiendo a medida que vamos envejeciendo), favoreciendo así el mantenimiento de la masa muscular y la densidad ósea”.

Además, “estimula la autofagia inducida por el ayuno, un mecanismo de reciclado por el cual las células utilizan componentes celulares para la obtención de energía. Esto se relaciona con un menor riesgo de contraer enfermedades y por lo tanto promueve la longevidad”.

AllEscort