La “bicintacleta”: ¿En qué consiste este invento argentino que se volvió furor?

Las bicicletas son unas de las opciones de transporte cada vez más utilizadas entre los argentinos para aprovechar el traslado y hacer ejercicio al mismo tiempo. Sin embargo, un ingenioso vecino de Lanús fusionó el histórico rodado con una cinta para caminar y crear un invento 100% argento. La inédita “bicintacleta” se convirtió en furor en las redes sociales.

Esta cruza entre la bici y la cinta de ejercicio se volvió en una novedad entre los medios de transporte sustentables. Su particular diseño y el mecanismo para que funcione también permite que los “bicintaclistas” tengan otra manera de hacer actividad física durante un paseo o mientras van de un lugar a otro.

Toda la fabricación de este rodado de tres ruedas comenzó durante la pandemia y llevó meses de prueba y error en el taller del inventor de Remedios de Escalada. A medida que avanzaba el invento, el mecánico Aníbal Querol se topaba con dificultades. Pero el proyecto seguía en pie mientras buscaba opciones para el revolucionario modelo.

Con la bicintacleta hecha realidad, el inventor de Lanús comenzó a difundir en las redes sociales su rodado inédito. TikTok es la plataforma donde el vehículo se volvió tendencia muy rápido y junto con los “Me gusta”, también llegó el aviso de muchos seguidores: tenían que patentar la creación lo antes posible.

La falsa copia eléctrica de la bicintacleta

El registro formal de la bicintacleta también tuvo varios palos en la rueda. Primero, Aníbal se enteró de que había un vehículo muy parecido que se fabricó en Países Bajos. Y como la creación que surgió en el conurbano no fue considerada como un artículo “novedoso”, este primer intento de patentarlo tuvo el peor final.

Sin embargo, este producto europeo no era igual al rodado argentino. La falsa bicintacleta era eléctrica y funciona con ayuda de un motor, mientras que la nuestra es con una transmisión manual.

Por último, nadie reclamó el nombre de la marca durante un año y medio, motivo por el cual, la invención de Aníbal pasó a ser registrada. De igual forma, resta otra patente por los cambios y mejoras que le metió a la bicintacleta en los últimos meses.

Como se mencionó, Querol es el mecánico que no tuvo mejor idea, en medio de la pandemia, que fabricar la mezcla perfecta entre una cinta deportiva con una bicicleta.

El vecino de Escalada, junto a toda su familia, continúa el legado de la empresa creada por su abuelo hace más de 60 años. La dedicación y creatividad para la fabricación de bicicletas produjo el invento que quedará en la historia de nuestro país.

La creación ahora es tendencia en TikTok porque desde la cuenta @bicintacleta comparten desopilantes videos sobre el rodado inédito y los mejores sonidos de esa plataforma. Los más de 160 mil seguidores y los 2 millones de “likes” lo demuestran.

Cabe mencionar que cuesta lo mismo que una bicicleta de media y alta gama y se pueden comprar desde la cuenta de Instagram con el mismo usuario, o hacer pedidos por WhatsApp. /Crónica