Vino o cerveza: ¿Cuál engorda más?

Vino o cerveza: ¿Cuál engorda más?

Debemos ser conscientes de que todo lo que comemos, excepto el agua, nos aporta calorías y por eso, puede engordarnos. Pero que un alimento se acabe acumulando en forma de grasa depende de la actividad física, el metabolismo de cada persona, la cantidad consumida y el resto de alimentos que conforman la dieta. O sea, nadie va a romper la báscula por una cerveza o por un vino.

Dicho esto, lo que «engorda» del vino y de la cerveza es, básicamente, el alcohol. La cerveza además suele tener un 3% de hidratos de carbono, que también aportan energía pero que no tendremos en cuenta en esta respuesta.

«Permitidme que, para contestar con mayor precisión, me sirva de la nutricionista Lucía Estévez, compañera de elBullifoundation y experta en las bondades alimenticias de los productos», dice Centelles en La Vanguardia:

Las kilocalorías son la unidad de medida de la energía que aporta el producto al organismo. En una alimentación estándar, se requieren entre 1,800 – 2,200 kcal por día por individuo. Las kilocalorías excesivas, las que no quemamos o consumimos a lo largo del día, son aquellas que nos «engordan». Entendido este concepto, toca calcular cuántas calorías tiene una cerveza y un vino.

Como referencia tomamos una copa de vino de tamaño habitual 125 ml, con 14% vol de alcohol (14 gr de alcohol en 100 ml de líquido). Lo primero que hay que saber es el peso del alcohol correspondiente a los 14% vol. Para ello, nos fijamos en la densidad del alcohol, que es 0,8 gr/ml:

14 ml x 0,8 gr/ml = 11,2 gr de alcohol que hay en 100 ml de vino.

Estos gramos de alcohol los pasamos a calorías, sabiendo que 1 gr de alcohol equivale a 7 kcal:

11,2gr x 7Kcal = 78,4 Kcal/100 ml.

Como la copa es de 125 ml toca multiplicar 78,4 Kcal x 1,25 dl = 98 Kcal en cada copa.

En lo que acontece a la cerveza, el alcohol suele ser de 5% vol, y una mediana son 330 ml. Los cálculos se hacen de la misma manera:

5 ml x 0,8 gr/ml = 4 gr de alcohol en cada 100 ml de cerveza

4 gr x 7 Kcal = 28 Kcal por cada 100 ml

28 Kcal x 3,3 dl = 92,4 Kcal por cada mediana

En conclusión, una copa de vino engorda, o no engorda, igual que una mediana de cerveza. «Pero recordad, y dejadme ponerme en plan paternalista: un ejercicio diario y un consumo responsable son vitales para que ni la cerveza ni el vino nos haga aumentar de peso», cierra el sommelier.

“A pesar de que el vino contiene más calorías por cada 100 ml, normalmente suele engordar más la cerveza”, afirma la nutricionista española Cristina Bouzas.

“Esto es porque una copa de vino suele llevar menos volumen de vino que una caña . Lo habitual es tomar dos o tres copas de vino en una comida, mientras que en una tarde podemos tomar cinco cañas perfectamente sin darnos cuenta”, nos cuenta.