Unicef: Por lo menos 40 millones de niños y niñas perdieron educación preescolar por pandemia

Unicef: Por lo menos 40 millones de niños y niñas perdieron educación preescolar por pandemia

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) advirtió que por lo menos 40 millones de niños y niñas perdieron un año vital de su educación preescolar, a raíz del cierre de los centros escolares obligado por la pandemia de coronavirus a nivel mundial, lo que refuerza la crisis de cuidado infantil que ya existía antes de la pandemia.

«Las interrupciones educativas causadas por la pandemia covid-19 están impidiendo que los niños obtengan su educación de la mejor manera posible», afirmó en un comunicado la directora ejecutiva de UNICEF, Henrietta Fore.

«El cuidado infantil y la educación de la primera infancia construyen una base para todos los aspectos del desarrollo de los niños. La pandemia está poniendo esa base bajo seria amenaza», agregó Fore al presentar el informe «Cuidado infantil en una crisis global: el impacto de COVID-19 en el trabajo y la vida familiar».

El documento, que fue elaborado por la Oficina de Investigación de UNICEF – Innocenti, señaló que el cierre de centros escolares de la primera infancia dejó a muchos padres y madres en medio de una lucha para equilibrar el cuidado infantil y el empleo remunerado, ya que se vieron obligados a realizar ambas tareas de manera simultánea en los hogares.

Esto reforzó una carga desproporcionada sobre las mujeres que, en promedio, ocupan el triple de tiempo en el cuidado y las tareas domésticas que los hombres.

En 2018, por ejemplo, 606 millones de mujeres en edad laboral se consideraban no disponibles para el empleo o no buscaban trabajo debido al trabajo de cuidado no remunerado, en comparación con solo 41 millones de hombres, desequilibrio que, de acuerdo con Unicef, tiene importantes implicaciones para el empleo de las mujeres y las oportunidades de ingresos y para el desarrollo y el bienestar de los niños y niñas.

Crisis de cuidados

«Los cierres también han expuesto una crisis más profunda para las familias de niños pequeños, especialmente en países de bajos y medianos ingresos, muchos de los cuales ya no podían acceder a los servicios de protección social», reportó el informe.

El documento recuerda, además, que el cuidado infantil es esencial para proporcionar a niños y niñas servicios integrados, afecto, protección, estimulación y nutrición y, al mismo tiempo, les permite desarrollar habilidades sociales, emocionales y cognitivas.

Fuente: RT