Un estudio asegura que los penes pueden achicarse por la contaminación

Un estudio asegura que los penes pueden achicarse por la contaminación

El cuerpo humano podría sufrir modificaciones debido a las sustancias químicas contaminantes

La contaminación es un factor que viene preocupando a todos desde hace un largo tiempo. Es así que numerosos grupos activistas se plantearon cambiar sus hábitos, modificar sus dietas o las costumbres que más tenían naturalizadas para poder dar un pequeño aporte al cuidado del medio ambiente. Si bien se conoce lo perjudicial que puede ser tanto para los humanos como para los animales y las plantas, nuevos estudios revelan que el cuerpo de las personas podría sufrir alteraciones debido a algunas de las sustancias químicas contaminantes.
Son varios los estudios que han alertado que la contaminación puede reducir la fertilidad de las mujeres y los hombres. Sin embargo, Shanna Swan, profesora de medicina ambiental y salud pública de la escuela de medicina Mout Sinai en Nueva York, publicó un libro en el que volcó sus estudios más profundos con respecto a las tendencias de la fertilidad. Allí explicó que la contaminación está provocando el encogimiento de los penes humanos.
En su libro, Count Down, cuenta cómo la humanidad está pasando por una “crisis existencial” debido a lo reducidas que están las tasas de fertilidad como resultado de una sustancia química llamada ftalatos. Estos compuestos están provocando que los bebés nazcan con genitales malformados y también el encogimiento de los penes. Los ftalatos se pueden encontrar en juguetes, envases de alimentos, detergentes, cosméticos y más productos.
De hecho, en 2017 ya se había informado que el recuento promedio de espermatozoides entre los hombres occidentales se había reducido a más de la mitad en los últimos 40 años. “El mundo moderno amenaza el conteo de espermatozoides, perturba el desarrollo reproductivo masculino y femenino y pone en peligro el futuro de la raza humana”, cuenta en el libro.
La doctora aseguró que la crisis reproductiva es tan grave que “es posible que la mayoría de las parejas tengan que utilizar la reproducción asistida para 2045”.
Fuente: Telefé Noticias