Tres hermanas de La Pampa tuvieron a sus hijos la misma semana en cuarentena

Tres hermanas de La Pampa tuvieron a sus hijos la misma semana en cuarentena

Las coincidencias de las hermanas Agüero empezaron cuando las tres decidieron ser docentes y trabajar en la misma escuela. Allí, el 22 de diciembre de 2019, antes de que comenzara el receso escolar, le contaron al director que estaban embarazadas. «Sí, las tres», le confirmaron en la sala de profesores ante su expresión de asombro.

Según recordaron las hermanas a TN.com.ar, Verónica fue la primera que lo informó en la familia porque es primeriza. «Con Hugo, mi marido, buscábamos un bebé hacía mucho. Estamos casados hace tres años y después de muchos test negativos, nos enteramos de que venía Milo».

Entre ellas, la noticia la compartieron mucho antes de los tres meses, porque Verónica y Paula se cruzaron en el médico, que a su vez, metió la pata y le contó a Pau que Gabriela también esperaba un bebé. «Tuvimos el mismo obstetra y a la salida de un control médico nos encontramos con los estudios en la mano. Después, durante una de las consultas, el doctor le hizo un comentario a Paula y así nos enteramos de que Gaby también esperaba un hijo», relata Verónica a TN y La Gente.

Vero y Hugo estaban tan emocionados que no esperaron a pasar el primer trimestre y, en la semana 8, les dieron la noticia a los abuelos y a los tíos. Gabriela y Santiago, que son papás de Olivia de 4 años y Malena de 2, decidieron esperar para que no hubiera sobresaltos. Lo mismo que Paula y Hugo, que ya eran padres de Lorenzo de 3 años y se guardaron durante un tiempo la novedad de que Juanita venía en camino. «Esperamos para no sacarle protagonismo a su primer embarazo», explican Gaby y Pau a Todo Noticias.

Las hermanas cuentan que Vero tenía una semana más de embarazo y según los cálculos del obstetra de las tres, el doctor Carlos Berezovsky, las fechas de parto eran el 9 de julio para Verónica, el 13 para Paula y el 7 para Gabriela con una cesárea programada.

En Navidad, la foto de las tres panzas juntas en la casa de sus padres Carlos y Betty se convirtió en el primer registro oficial de la aventura que empezaban a vivir, incluso con una cuarentena por coronavirus en el medio. «Hasta marzo fue estar todo el tiempo juntas y después, fue raro por el distanciamiento obligatorio. No lo pudimos disfrutar tanto como hubiéramos querido, pero nos pudimos acompañar en todo lo que teníamos que hacer. Además, cuando uno de nuestros maridos iba a sacar turno para alguna ecografía, pedía para las tres y ahí, en la sala de espera coincidíamos un ratito».

Con la excusa del distanciamiento preventivo y obligatorio, ellas -que tienen cinco hermanos más- reflotaron un grupo de WhatsApp especial en el que se preguntaban todas las mañanas si Milo, Agustín y Juanita seguían en la panza o si habían decidido salir. «Desde el 16 de marzo nos dejamos de ver para cuidarnos entre todas. Sí, nos escribimos mucho y fuimos compartiendo las experiencias, sobre todo para mí que era todo nuevo. Me guiaban por mensaje», confiesa Verónica.

Cuando se enteraron juntas de que no era Sofía, sino Agustín

«A los seis meses, en abril, nos encontramos para la 5D y les vimos las caritas a nuestros hijos. Ahí descubrimos que Agustín no era Sofía, como habíamos pensando en un principio. La felicidad de compartir ese momento fue increíble», afirman.

Paula agrega que lo único que querían una vez que supieron que estaba todo bien era que «estuvieran los tres adentro hasta el 30 de junio así iban al mismo grado».

Segui leyendo en>>> https://tn.com.ar/sociedad/tres-hermanas-de-la-pampa-tuvieron-sus-hijos-la-misma-semana-en-cuarentena_1096435