Qué es la coronasomia y por qué la pandemia nos irrita tanto

Qué es la coronasomia y por qué la pandemia nos irrita tanto

La coronasomnia es un término que apareció con la pandemia de coronavirus y que puede afectar a varias personas.

La coronasomnia es el término que decidieron utilizar varios especialistas para definir el mal que aqueja a varias personas desde que se inició la pandemia de coronavirus.
La palabra fue acuñada para referirse al trastarno del sueño que originó el confinamiento, debido al estrés inconsciente o consciente que les puede generar el contexto actual.
El confinamiento, el uso de tapabocas de manera constante, lavarse las manos frecuentemente, utilizar alcohol y el miedo a contagiarse o que se contagien seres queridos, pueden generar coronasomnia, es decir, insomnio derivado de la pandemia por Covid-19-
Esto afecta de forma directa a la vida cotidiana de las personas, ya que la falta de sueño genera ansiedad, desconcentración, entre otras situaciones.
La psicóloga Elia Usieto, explica: “Cuando dormimos menos de lo que necesitamos, sea por la razón que sea, se dan una serie de consecuencias como la somnolencia o la capacidad para pensar con claridad, también afecta a nuestro estado de ánimo y a nuestra salud física. Dormir menos de lo necesario puede producir enfermedades crónicas, por ejemplo, diabetes”.
Qué es la coronasomia y por qué la pandemia nos irrita tanto

La falta de sueño por la noche.
Por otra parte, el Jefe del Laboratorio de Sueño del Hospital de Clinicas y coordinador Laboratorio de Sueño del Sanatorio Finocchietto, Juan Facundo Nogueira, señala: “Dormir bien es fundamental para nuestra salud física y mental. Muchos de los problemas que tenemos estos días para dormir, tienen que ver con situaciones que podemos corregir. Mantengamos horarios regulares, dosifiquemos el consumo de información, no abusemos de las pantallas”.
Y afirma que esta es una situación muy difícil de vivir que tiene efectos negativos en la salud física, pero también en la salud mental de las personas, por lo cual se deben considerar las consecuencias que esto puede generar en el mediano o largo plazo.
“En la mayoría de los casos, una vez que se han podido tratar y aliviar los síntomas de estrés, ansiedad y depresión, el insomnio persiste”, afirma.
Elia Usieto agrega: “Aunque parezca que los confinamientos estrictos son algo del pasado, nosotros recibimos a diario pacientes con cuadros de ansiedad, estrés e insomnio provocados por llevar semanas o meses en casa, aislados, incluso entre los miembros de la misma familia”.