¿Por qué el 6 de abril se celebra el Día Mundial de la Actividad Física?

¿Por qué el 6 de abril se celebra el Día Mundial de la Actividad Física?

Cada 6 de abril se celebra el Día Mundial de la Actividad Física por iniciativa de la OMS. Durante la jornada se intenta promover hábitos saludables, como la práctica de deportes, para mejorar la calidad de vida de las personas.

Actividad Física portada

6 de abril: Día Mundial de la Actividad Física
La celebración del Día Mundial de la Actividad Física tiene su origen en el año 2002, cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) solicitó a Organización Mundial de la Salud (OMS) a sus Estados miembros a conmemorar esta jornada, también conocida con el nombre de “Move for Health”.
En el Día Mundial de la Actividad Física resulta necesario lograr que los niños y adolescentes de todo el planeta se interesen en realizar ejercicios que mejoren su salud y calidad de vida. Ejemplos cotidianos de actividad física lo constituyen las caminatas, los paseos en bicicleta, el baile, correr, entre otros.
A su vez la Organización de las Naciones Unidas (ONU) estableció también el 6 de abril como el Día Internacional del Deporte para el Desarrollo y la Paz para promover, en la práctica del deporte, la creación de un clima de tolerancia y la interacción respetuosa entre las personas.
En el Día Mundial de la Actividad Física instituciones deportivas y educativas generan actividades con el objetivo de alentar la promoción del ejercicio físico para el pleno desarrollo de las personas, realizar actividad física en equipo para afianzar las relaciones con los otros y poner en práctica la tolerancia.
Danza

La actividad física ayuda a prevenir enfermedades y mejora la salud cardiovascular, metabólica, osteo-articular, cognitivo y emocional.
La actividad física no significa solamente desarrollar una actividad deportiva de alta intensidad, sino realizar cualquier movimiento que despierte los músculos esqueléticos y que genere bienestar en quien lo practica. En esta misma línea la OMS recomienda realizar una actividad física de al menos 30 minutos diarios para mantenerse saludable.
Además, practicar ejercicios ayuda a prevenir enfermedades y mejora la salud cardiovascular, metabólica, osteo-articular, cognitivo y emocional. Así también ayuda a las futuras generaciones debido a que mejora el rendimiento académico en niños y favorece la interacción social.
Con la estrategia de obtener cambios progresivos para el bienestar personal, resulta necesario poner límite al tiempo dedicado a las pantallas de los celulares, computadora y televisión. Disminuir el tiempo sentado e incorporar la actividad física en la vida cotidiana se logra de a poco, solo requiere de la voluntad.