Ésta no debe ser necesariamente formal.

Se puede producir el tono perfecto -que en definitiva es lo más importante a la hora de cantar bien- «practicando en el carro, en la ducha…«, comenta Hutchins.

A la práctica se le suma la exposición a la música que hayamos experimentado desde niños. «La evidencia sugiere que cuanto más temprano, mejor».

Al fondo, mi colega sigue cantando. Deduzco entonces que su problema no es la práctica. Debe pertenecer al 2% de la población.