Nuevo condimento Argentino con muchas utilidades

Nuevo condimento Argentino con muchas utilidades

La versión argentina del Tajín mexicano se llama Mandinga y fue creada por Nahuel Cardozo Esper, un cordobés fanático del condimento mexicano.

Si hablamos de condimentos mexicanos, seguro que el chile en polvo tipo Tajín se encuentra entre los más populares. Esta mezcla de ajíes picantes, sal y limón deshidratado le da a las preparaciones un toque salado, dulce y ácido muy característico e irresistible.

Los que ya conocen y usan este condimento, lo aman. Los que no, deberían probarlo. Y no tienen excusas, porque si hasta ahora era un producto difícil de conseguir y bastante costoso, en Córdoba nació un sazonador que recrea el Tajín a partir de insumos locales. Se trata de Mandinga (en Instagram @mandinga.sazonador), y su creador es Nahuel Cardozo Esper, emprendedor, foodie, viajero y fanático del Tajín.

Mandinga es un excelente condimento con un poco de picor para agregar a tus platosMandinga es un excelente condimento con un poco de picor para agregar a tus platos

“Es una excelente puerta de entrada al mundo de los picantes porque tiene un picor bastante bajo y su sabor es muy interesante”, asegura; y cuenta que el producto se comercializa por Internet y en locales del Barrio Güemes (Ciudad de Córdoba). ¿El perfil de compradores? Sibaritas, aventureros, quienes disfrutan de probar cosas nuevas, gastronómicos y hasta bartenders.

Como el Tajín mexicano, el Mandinga cordobés va perfecto en una pizza de muzzarella, en brusquetas, con huevo revuelto, en carnes asadas, con pollo, arroz, en tartas y hasta con frutas frescas. Un tip: conviene usarlo para finalizar el plato y no en la cocción, para que no se pierdan las sutilezas de su exótico sabor.

Los bartenders lo eligen para ribetear el borde de las copas del Bloody Mary y de la michelada (un trago elaborado a partir de cerveza con salsa picante, salsa inglesa, lima o limón y hielo). También podés incorporar una pizca del condimento directamente adentro del cóctel. ¿Se te ocurren más combinaciones?