No le bastó con cubrir todo su cuerpo de tinta. Ahora quiere quitarse los pezones y pintar su lengua

No le bastó con cubrir todo su cuerpo de tinta. Ahora quiere quitarse los pezones y pintar su lengua

Es probable que una gran parte de la población tenga algún tatuaje en su cuerpo, es una gran forma de expresarse y siempre se puede llevar algo bonito sobre la piel. La cuestión es que ser amante de esta forma de arte es algo que algunos pueden llevar un poco lejos.

Sabemos que tatuarse no es algo barato, lleva mucho tiempo y dinero dependiendo del diseño que desees realizar.

¿Pero qué pasaría si alguien deseara cubrir todo su cuerpo con tinta negra?, esta persona existe y se llama Yannick Rick de Suiza. Desde siempre se ha considerado un fanático de los tatuajes, tanto así que ha gastado más de 10 mil dólares para lograr una apariencia que para él es ideal.

Con la finalidad de verse como le gusta, se introdujo en el “Blackwork”  que no es más que pintar gran parte o todo su cuerpo de este material.

Para él fue un inicio cuando vio a un hombre en la playa con el cuerpo cubierto de tinta, era como planeaba verse y su inspiración. Así que en 2016 después de tatuar su brazo, consideró que podía aguantar el resto y calcula haber pasado alrededor de 400 horas bajo una aguja, proceso que se puede seguir a través de su Instagram.

Por supuesto que es alguien inusual, por lo que llama la atención a dondequiera que va pero no le enoja, lo que si le molesta son los trolls de internet quienes llaman “feo” a sus tatuajes.

Yannick asegura que desde que comenzó con sus sesiones de tatuajes semanales ha podido contactar mejor con su cuerpo. Asegura estar más vigorizado y es el equivalente para él a salir de compras a algún centro comercial.

Ahora planea tatuarse la planta de las manos, la planta de los pies antes de pintar su boca y lengua por completo. Lo que nos parece más extremo es su deseo de quitarse los pezones, no le basta con pintarlos y quiere removerlos.

Fuente: Upsocl