Los 5 mitos sobre las verduras congeladas

Los 5 mitos sobre las verduras congeladas

En esta nueva época, muchas personas realizan la compra de verduras y deciden congelarlas para que no se terminen estropeando. El problema es que hay tantos mitos alrededor de esto que hay algunos que le temen a este método de conservación de los alimentos.

Lo cierto es que hoy venimos a derribar con varios de esos mitos que se van pasando de boca en boca. Comencemos con los que dicen que las verduras congeladas no son frescas, y no es cierto. Si son frescas, con la única variante que se recolectan en el momento de mayor frescura para luego congelarlas para su conservación.

Otro gran mito en este tema es que las verduras congeladas llevan colorantes. Esto es realmente una mentira porque en ningún momento del proceso de producción se añaden conservantes ni colorantes para darles un mejor aspecto.

Hay quienes dicen que las verduras congeladas no tienen el mismo sabor. Esto también es una mentira porque el congelarlos no le saca ninguna de todas sus propiedades, de manera que tanto el olor como el sabor son exactamente iguales a los de las verduras frescas.

 

Verduras congeladas: los cinco mitos que nos ciertos
Verduras congeladas: los cinco mitos que nos ciertos

En ocasiones se puede leer en Internet que son más fáciles de cocinar y esto la verdad que lo único de diferente es que las verduras congeladas que podemos encontrar en los supermercados ya vienen cortadas y listas para ser cocinadas. Las sacas del congelador y las cocinas como más te guste.

Otro mito cuenta que es mejor congelarlas en casa, osea, comprarlas frescas y después meterlas en nuestro congelador. Lo cierto es que los congeladores domésticos tardan más tiempo en congelar los productos, de forma que estos cambios de temperatura pueden generar que pierdan alguna de sus propiedades. En efecto, es más conveniente comprar las verduras ya congeladas. Fuente: Okdiario