Lo cierto y lo falso sobre Julio Grondona en la serie “El Presidente”

Lo cierto y lo falso sobre Julio Grondona en la serie “El Presidente”

A lo largo de los 8 capítulos que conformaron el contenido de esta serie ofrecida por Amazon Prime Video, pudimos observar que los hechos reales alcanzan sólo el 10 por ciento del producto, mientras que el 90 por ciento restante se diluye confusamente en una mezcla de telenovela pasional y policial de cuestionada intriga.

Se sabe que este tipo de series sustentan la ficción como oferta primordial; no obstante cuando se utilizan nombres y apellidos reales el honor de los sujetos protagonizados quedan indefensamente expuestos.

La serie El Presidente carece de rigor investigativo sobre hechos muy elementales, muy públicos y ampliamente conocidos que a ésta altura hubiesen ameritado, cuanto menos, nuevos y atractivos elementos del affaire periodístico FIFA-Gate (no existe ningún caso jurídico bajo ese nombre), ocurrido en Zurich en el año 2015.

La serie dirigida por Armando Bó resulta artísticamente aceptable con muy buenas actuaciones de todos sus protagonistas. Especialmente las de Andrés Parra que hace a un Sergio Jadue con marcada similitud, Karta Souza –la imaginaria agente del FBI que nunca existió–, Paulina Gaitán –la mujer de Jadue muy distinta fisonómicamente a la que creímos conocer fugazmente–, Luis Margani que hace con esfuerzo a un Grondona innecesaria y exageradamente decrépito, a Alberto Ajaka en el rol de Jashir Alabi –un supuesto lugarteniente de Jadue– y a Jean Pierre Noher como el empresario brasileño J. Awila.