“Las feministas me odian”, se casó a los 19 y asegura que servir a su marido es su mejor placer

“Las feministas me odian”, se casó a los 19 y asegura que servir a su marido es su mejor placer

Madison Dastrup llama la atención con su elección de vida: se casó a los 19 años con su pareja ni bien terminó la secundaria y se sumó al movimiento “TradWife” (una contracción de palabras que significa “esposas tradicionales” en inglés), en donde las mujeres hacen todos los trabajos de la casa, mientras que los hombres “traen” el dinero.
Hoy en día, Madison es madre de su primera hija, Ellie Louise, y es feliz cocinando, limpiando, cosiendo y arreglando en la casa, mientras su esposo sale a trabajar. “Siempre supe que quería ser ama de casa”, reveló, sobre su decisión que va en contra a lo que plantean las “feministas”.
Luego, agregó: “Cocinar para (mi esposo) es mi manera de demostrar cuánto aprecio todo lo que hace por nuestra familia y al cocinar su comida favorita le demuestra que estoy pensando en él”.
A su vez, se considera una “esposa tradicional” y también una mujer “antifeminista”, que tiene un canal de YouTube llamado “The Reserved Wife”, en donde muestra cómo vive su rutina cotidiana y recibe con frecuencia críticas de mujeres “feministas”.
Eso sí, no le esquiva a la polémica de su posición “antifeminista”: “Estoy en contra del feminismo moderno y apoyo la feminidad. El feminismo moderno es una broma, va en contra de lo que defendían las feministas de la época. Creen que la masculinidad es tóxica y yo me niego a ser parte de eso”.
Incluso, Madison admitió: “Siempre las mujeres apoyan a las mujeres hasta que esa mujer quiere ser ama de casa o ama de casa, todos tenemos sueños diferentes y eso está perfectamente bien”.
Sobre las elecciones de cada uno, expuso: “El trabajo de tus sueños podría ser mi peor pesadilla, la realidad es que no a todos nos importa cuántos títulos tenemos o cuánto dinero ganamos”.
Y sentenció: “No todos queremos ser directores ejecutivos o médicos y eso no significa que estemos desperdiciando nuestro potencial”, en respuesta a las críticas de las mujeres “feministas”.
Fuente: The Sun.