“La verdad de la milanesa”, cuál es el origen de este popular refrán

“La verdad de la milanesa”, cuál es el origen de este popular refrán

En el Día de la milanesa, la historia del origen de este plato asombra a muchos de los fanáticos de una de las preparaciones más demandadas.

Hoy es el Día de la milanesa, la cual en todas sus variantes, es el plato preferido de los argentinos y aparece en el menú de los restaurantes más concurridos por su sabor único y la simpleza de la receta a la hora de prepararla.
Día de la milanesa de dónde sale el popular refrán sobre esta receta

La milanesa no nació en Argentina
Aunque Argentina la ha adoptado como propia, los orígenes de la milanesa son adjudicados a la ciudad de Milán, en España, aunque encierra muchas historias detrás que podrían desterrar esta idea.
Una de las frases más recurrentes cuando alguien quiere explicar algo o relatar el origen de un suceso es “la verdad de la milanesa”, lo cual provoca que muchos se pregunten por qué alguien que la tiene clara debería conocer la verdad sobre esta receta.
Lo que ocurre es que la milanesa fue apropiada por diferentes países del mundo y hasta ahora no está del todo claro de dónde ha salido la idea de apanar un pedazo de carne condimentada y lograr ese sabor increíble.
Día de la milanesa de dónde sale el popular refrán sobre esta receta

El origen de la milanesa
Algunos explican que la milanesa era un plato austríaco conocido como wiener Schnitzel, ya que fue mencionado en un libro de cocina de 1831. Pero, años más tarde, este plato comenzó a ser consumido en Milán bajo el nombre cotoletta alla milanese.
Sin embargo, las migraciones del pueblo italiano a distintos países del mundo, como Argentina, esparcieron esta receta que terminó siendo el plato principal de muchas regiones con sus diferentes toques.
Según un experto en gastronomía, el registro más antiguo de algo parecido a una milanesa aparece en el libro Historia de Milán, de Pietro Verri en 1134, el cual se ofreció para una fiesta a un santo.
Día de la milanesa de dónde sale el popular refrán sobre esta receta

La milanesa es una de las más exquisitas
A lo largo de los años, la milanesa ha adoptado diferentes sabores al ser preparada en países que le imprimen sus sazones típicas del lugar, como queso, perejil, jamón, hongos, salsa bechamel y hasta huevo frito.
Sin dudas, aunque no esté clara “la verdad de la milanesa”, lo que se sabe es que llegó a Argentina de la mano de los inmigrantes italianos, quienes asentaron este sabor que se convirtió en uno de los más demandados del país.
Fuente: Infobae