La casa más solitaria del mundo

La casa más solitaria del mundo

Una casa se convirtió en la más solitaria del mundo debido a que se encuentra en una isla desierta y nadie la habita hace 100 años.

La casa blanca en medio de una isla desierta sigue llamando la atención de miles de personas. La vivienda se ubica en una colina ubicada en la isla Elliðaey, al sur de Islandia. Si bien el lugar se encuentra en buen estado, nadie vive en el lugar desde hace cien años.

Durante los siglos XVIII y XIX la casa de grandes dimensiones fue el hogar de varias familias que arribaban al lugar. Sin embargo, en 1930 quedaban pocas personas y decidieron mudarse en busca de una mejor calidad de vida.

La casa más solitaria del mundo.
La casa más solitaria del mundo.

A pesar del tiempo transcurrido, la casa continúa en buen estado y se convirtió en la más solitaria del mundo. Y es que la isla permanece desierta y nunca más fue habitada. Por eso, surgieron las más variadas teorías.

La casa más solitaria del mundo.
La casa más solitaria del mundo.

Entre las versiones, algunos consideran que el lugar fue construido por un millonario que planea radicarse allí ante un posible atentado o invasión, mientras que otros piensan que podría tratarse de un ermitaño.

La casa más solitaria del mundo.
La casa más solitaria del mundo.

Más allá de las teorías, lo cierto es que la casa fue construida por la Asociación de Caza de Elliðaey con el fin de tener una base para quienes van a pescar. Si bien el lugar cuenta con un sauna, no posee varios de los servicios básicos.