‘Hackers’ demuestran lo fácil que es abrir las puertas de un coche Tesla utilizando un dron con wifi

‘Hackers’ demuestran lo fácil que es abrir las puertas de un coche Tesla utilizando un dron con wifi

«Sería posible que un atacante desbloqueara las puertas y el maletero, cambiara las posiciones de los asientos, los modos de dirección y aceleración, en resumen, más o menos lo que puede hacer un conductor presionando varios botones en el interior del coche», explicaron los investigadores.

Dos investigadores demostraron este 29 de abril en la conferencia CanSecWest lo sencillo que les resultó ‘hackear’ el sistema de un coche Tesla Model X y abrir sus puertas de forma remota, mediante el uso de un dron que portaba un adaptador wifi, informa Forbes.

Ralf-Philipp Weinmann y Benedikt Schmotzle realizaron el experimento el año pasado y aseguran que Tesla ha arreglado los errores del sistema, por lo que el ‘hackeo’ debería ser imposible en la actualidad. Aun así, este experimento ha dejado al descubierto serias fallas en la seguridad de ciertos automóviles Tesla, que podrían haber sido utilizadas por criminales reales para cometer robos.

«Sería posible que un atacante desbloqueara las puertas y el maletero, cambiara las posiciones de los asientos, los modos de dirección y aceleración, en resumen, más o menos lo que puede hacer un conductor presionando varios botones en el interior del coche. Sin embargo, este ‘hackeo’ no permite ceder el control de conducción del automóvil», explicaron los investigadores.

El ataque se dirigió a un componente del sistema llamado ConnMan (que presentaba dos fallas), accesible a través de wifi y utilizado para administrar las conexiones de red.

Según Weinnman, el componente vulnerable de ConnMan es utilizado por muchos otros coches. «Creo que es como la mitad de la industria», señaló.

Por su parte, a Tesla no parecen molestarle este tipo de experimentos. De hecho, les da la bienvenida con los brazos abiertos, pues dispone de un programa de recompensas que alienta a los piratas informáticos a que expongan posibles fallas del sistema y, de este modo, poder solucionarlas. Weinmann y Schmotzle recibieron 31.500 dólares por sus hallazgos.

Fuente. RT