En agosto comienzan a pagarse las cuotas de la refinanciación de tarjetas de crédito

En agosto comienzan a pagarse las cuotas de la refinanciación de tarjetas de crédito

Los resúmenes de cuenta de las tarjetas de crédito comienzan a llegar con la primera cuota de la refinanciación voluntaria del inicio de la cuarentena. La medida dio tres meses de gracia a los usuarios que eligieron diferir el pago de ese compromiso.

El 13 de abril pasado, el Banco Central de la República Argentina (BCRA) dispuso que los resúmenes que no se hubieran abonado hasta el 30 de abril, inclusive, quedarían refinanciados automáticamente en nueve cuotas, al 43 por ciento de Tasa Nominal Anual (TNA), a un año de plazo. La medida fue aplicada automáticamente por los bancos a aquellos clientes que no cancelaron o lo hicieron de forma parcial.

De esta manera, en el próximo resumen de cuenta los usuarios verán reflejada la primera cuota. En el caso de no poder cancelarla completa, los especialistas recomiendan pagar todo lo que se pueda, porque la tasa de interés no es baja y se puede acumular a otras deudas.

El refinanciamiento a un año, es precancelable. Aquellos que quieran precancelar la deuda, podrán saldar el resumen de cuenta impago, en todo o en parte, en cualquier momento. Los bancos no pueden aplicar ningún cargo a esta operación y solo cobrarán los intereses compensatorios hasta el día de la cancelación de la deuda.

¿La tasa es del 43%, pero cuánto termino pagando?

Los bancos agregan, a la tasa de interés nominal, intereses punitorios, comisiones e impuestos, con esto se calcula el Costo Financiero Total (CFT), que es el que el cliente termina abonando.

En este caso, el BCRA dispuso que las entidades solo podrán cobrar intereses compesatorios y a eso se sumarán los impuestos (IVA y los provinciales Ingresos Brutos y Sellos).

De esta manera, la tasa final que el cliente terminará abonando rondará el 64 por ciento. No es un dato exacto, porque depende de la carga impositiva de cada provincia.