Día Mundial de la Bicicleta: ¿Por qué se celebra el 3 de Junio?

Día Mundial de la Bicicleta: ¿Por qué se celebra el 3 de Junio?

En abril de 2018, la Asamblea General de las Naciones Unidas declaró el 3 de junio como el Día Mundial de la Bicicleta. Te contamos por qué.

La Asamblea General de las Naciones Unidas declaró el 3 de junio como el Día Mundial de la Bicicleta.

En el año 2018, más precisamente en el mes de abril, la Asamblea General de las Naciones Unidas declaró que el 3 de junio sea el Día Mundial de la Bicicleta . El mensaje principal es mostrar que la bicicleta pertenece y sirve a toda la humanidad, incluyendo especialmente para la lucha contra el cambio climático, la contaminación y la congestión del tráfico .

A mediados del siglo XIX surgió la bicicleta luego de varios intentos fallidos para inventar un vehículo innovador. El primer modelo apareció en Alemania y estaba hecho de madera, y para darle arranque había que impulsarla con los pies. Pero en 1861 a Ernest Michaux se le ocurrió la idea de colocar pedales delanteros.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), infraestructuras más seguras para caminar y montar en bicicleta garantizarían, entre otras cosas, la equidad en la salud. De hecho, para las comunidades urbanas más pobres, caminar y andar en este medio de transporte es mucho más económico para desplazarse.

 

Además, fomentar este tipo de transporte, puede reducir el riesgo de enfermedades cardíacas, derrames cerebrales, ciertos tipos de cáncer, diabetes e incluso la muerte. Así que mejorar las condiciones de este tipo de transporte supone beneficios para la salud, para la equidad y para la economía.

Los grandes beneficios de la bicicleta

    • La bicicleta es un medio de transporte sostenible, sencillo, asequible, fiable, limpio y ecológico que contribuye a la gestión ambiental y beneficia la salud.
    • La bicicleta puede servir como instrumento para el desarrollo, no solo como medio de transporte, sino también al facilitar el acceso a la educación, la atención de la salud y el deporte.
    • La relación entre la bicicleta y su usuario fomenta la creatividad y la participación social; asimismo, permite al ciclista conocer de primera mano el entorno local.
    • Es un símbolo del transporte sostenible y transmite un mensaje positivo para fomentar el consumo y la producción sostenibles; además, repercute beneficiosamente en el clima.