Cómo limpiar el teclado de la notebook y dejarlo como nuevo

Cómo limpiar el teclado de la notebook y dejarlo como nuevo

La técnica para limpiar el teclado de tu notebook sin dañar los componente internos del dispositivo.

Con el paso del tiempo, los años y las partículas que circulan en diferentes ambientes, es complejo mantener el teclado de la notebook limpio. Afortunadamente existen algunos métodos para limpiarlo correctamente. A continuación, las formas ideales para lograr una limpieza correcta y sin causar problemas en el equipo.
En primer lugar, debés conseguir los elementos necesarios para la limpieza de la notebook. Estos son los siguientes:
Paños de microfibra: los vas a utilizar para limpiar la parte exterior de tu notebook.
Hisopos: este elemento servirá para limpiar los espacios entre las teclas.
Spray de aire comprimido: ideal para las ranuras y lugares de difícil acceso.
Kits para limpiar notebook: si necesitás una limpieza más profunda, podés conseguir estos elementos juntos en algunas casas de informática.
Aspiradoras manuales: un elemento opcional, pero muy bueno para limpiar las ranuras.

Cómo limpiar el teclado de la notebook

En primer lugar apagá el equipo y retirá la batería. Usá el aire comprimido desde afuera apuntando hacia el teclado. Esto expulsará el polvo que se haya ido acumulando con el tiempo.
Usá el spray con un poco de distancia en todas las hendiduras del equipo. Desde el teclado hasta las ranuras de ventilación y los puertos. La clave es hacer breves soplidos.
Luego usá los hisopos para quitar la suciedad de los puertos, con mucho cuidado y el paño para dejar limpio el teclado.
Si limpiás tu notebook con frecuencia, puede que no la tengas que abrir para una limpieza profunda. Si no te queda otra que abrir la computadora, tenés que tener en cuenta que hay componentes sensibles.
Lo mejor a la hora de abrir la computadora es contar con un especialista en informática. Él se encargará de desarmar correctamente cada parte y utilizar los elementos de limpieza adecuados.
No obstante, tené en cuenta que si el motivo de limpieza es porque la computadora funciona lenta, puede que también sea un problema de software, aunque claro, siempre cabe la posibilidad del hardware.