Batió el récord: dio a luz de manera natural a los 57 años

Batió el récord: dio a luz de manera natural a los 57 años

Este es el tercer hijo del matrimonio. Viven en EE.UU. y el esposo de la mujer tiene 65 años.

Cada vez son más las mujeres que retrasan la maternidad. Bien por razones sentimentales, laborales o económicas; cada vez hay más niños que nacen cuando sus madres se encuentran en la madurez.

Las técnicas de reproducción asistida ofrecen la oportunidad de compaginar maternidad y menopausia, y muchas mujeres están aprovechando esa opción.

Ahora se está dando un fenómeno que comienza a ser cada vez más frecuente: que las mujeres mayores de 50 también lo sean. Famosas como la modelo Brigitte Nielsen sorprendió por ser madre a los 54 años, y hoy nos llega otro caso insólito, el de Barbara Higgins, una profesora estadounidense que se ha convertido en madre a los 57 años.

Hace apenas unos días, Barbara pudo ver la cara de su tercer hijo, al que ha llamado Jack, y que le ha convertido en la mujer con más edad en dar a luz de manera natural en el estado de New Hampshire.

Barbara tuvo a su hijo a los 57 años (Facebook).

Jack llega después de que Barbara y su marido Ken estuviesen intentando concebir de manera natural sin éxito. Su deseo por tener un tercer hijo llegó en 2016, cuando perdieron a su hija Molly por un tumor cerebral.

Tras algunos años de duelo, decidieron hacer lo posible por aumentar su familia. Sin embargo, Barbara quiere dejar claro que Jack no ha llegado para sustituir a su hija Molly, aunque admite que probablemente el pequeño no existiría si la joven estuviese viva.

Jack se lleva 20 años con su hermana mayor, Gracie, que nació cuando la pareja tenía 30 años. «Ya entonces me sentía una madre ‘mayor’, todos mis amigos habían tenido ya a sus hijos por aquel entonces», confiesa Barbara al portal Concord Monitor.

Sin embargo, no contaba con que iba a vivir otro embarazo más de dos décadas después. La mujer admite que no ha sido un proceso fácil, pero al correr más riesgos, lo ha vivido con más sentimientos e intensidad. Su marido Ken, a sus 65 años, dice sentirse «más joven que hace 10 años» y está preparado para este reto.

A FAVOR Y EN CONTRA

La mujer cuenta que las reacciones cuando contó que estaba embarazada fueron de todo tipo, generalmente positivas. Eso sí, no ha podido evitar que muchos se hayan tomado la noticia de manera negativa, acusándola de ser egoísta por poner en riesgo su salud y la del bebé con un embarazo tan tardío. Sin embargo, ella tiene claro que no cambiaría la experiencia por nada.

Barbara, Ken y el pequeño Jack 

«Nunca he tomado una decisión arriesgada, y esta no lo es. No seré la única ‘abuela’ que espere a que los niños salgan de la guardería, pero desde luego seré la única que haya tenido a su propio bebé», dice.

«Además, estamos en una edad en la que Ken y yo tenemos todo el tiempo del mundo para disfrutar de é»”, añade, ya que ella trabaja jornada reducida y su marido está ya jubilado.

EMBARAZOS DE ALTO RIESGO

Por mucho que alguien tenga muchos deseos de cumplir un sueño, hay que tener en cuenta de que la naturaleza seguirá su curso, y aunque se recurra a métodos científicos para intentar desafiarla y aparezcan más de estos ‘bebés milagro’, los riesgos de un embarazo complicado y el empeoramiento de la salud tanto de la madre como del feto se incrementa con la edad.

Jack está en perfecto estado (Facebook).

En caso de querer ser madre a partir de la edad recomendada, se recomienda hacerse una revisión exhaustiva y obtener información veraz sobre todos los riesgos, trastornos o efectos secundarios relacionados con la salud mental con los que se pudiese encontrar a lo largo del camino.

No debemos olvidar que el embarazo es quizá el cambio anatómico y fisiológico más radical para el cuerpo de una mujer, y se necesita un estado de salud óptimo para evitar problemas. Eso, sin añadir que las técnicas de reproducción asistida hacen que el cuerpo de la mujer sufra en exceso.

Hay que estar preparado para todos esos cambios y riesgos potenciales, antes de tomar una decisión final. /Clarín