5 problemas que puede ocasionar el uso de un barbijo sucio

5 problemas que puede ocasionar el uso de un barbijo sucio

Mantener el barbijo limpio puede prevenir problemas de salud importantes. Desde ya, es clave en las políticas sanitarias implementadas en el país para contener la propagación del coronavirus. Pero, además de esto, también puede prevenir enfermedades en la piel y respiratorios.

Entre los problemas que puede ocasionar un barbijo sucio, se cuenta el acné. Puede de ser tanto friccional como cosmético. En el primer caso, se trata del más frecuente y se registra sobre la zona cubierta por el tapabocas. Se genera a partir del roce de la tela sobre la piel y es el más habitual.

En el segundo caso mencionado, se trata de un problema que podría surgir cuando se coloca el barbijo inmediatamente después de maquillarse o realizarse algún tratamiento con cremas. La suciedad podría generar que la piel no se respire bien y podría generar el acné cosmético.

5 problemas que puede ocasionar el uso de un barbijo sucio

Por otro lado, entre los problemas de piel se cuenta la rosáceo. El enrojecimiento y la irritación de la piel genera una molestia en la parte cubierta por el barbijo. Esto es más normal en las personas que tienen una piel sensible y algún tipo de dermatitis.

Por otro lado, entre los problemas respiratorios, se cuenta la falta de aire. En su página oficial, la Fundación Favaloro, indica que “no se trata de que respiremos mal, sino que con el barbijo cambian dos aspectos claves de la respiración”. En ese sentido, destacan la calidad del aire y que “al respirar por nariz y por boca, sentimos que tenemos que hacer un trabajo extra para oxigenarnos”. Sumado, a esto, consideran otro aspecto que modifica nuestra respiración y “es que debemos superar la resistencia que pone la tela al pasaje del aire”.

Además, como afección respiratoria, puede contarse la aparición de otros virus. Manteniendo el barbijo sucio, otras enfermedades pueden encontrar alrededor del tapaboca un lugar propicio para desarrollarse.