27 años vivió y se cumplen 27 de su muerte: Kurt Cobain

27 años vivió y se cumplen 27 de su muerte: Kurt Cobain

Hoy se cumplen 27 años de la muerte de  Kurt Cobain, o sea a partir de hoy el músico líder de Nirvana que cambió la historia de la música, tendrá más días de muerte que de vida. Si bien ya todxs conocemos de que se trató el grunge y el legado de sus majestuosas y potentes obras, el músico se destacó por ser una personalidad sensible y llevar su cosmovisión hasta las últimas consecuencias, incluso si eso incluía cosas que atentaran contra él mismo. Hay miles de formas de recordar a Cobain, nosotros elegimos hacerlo a través del legendario show que la banda dio en vélez a fines de octubre de 1992 en lo que fue la presentación de Nevermind. Además de ser la única vez que tocó en la Argentina, está entre los conciertos memorables de la historia Argentina porque no se dio tantas veces que una banda o un artista llegue a nuestro país en el momento de la máxima explosión. Para recordar a aquel show retomamos el testimonio de Gato Fernández (ex director artístico de Gamba),  uno de los privilegiados que fue y lo vivió así:

«Mucha gente había en ese show de Vélez. Cuando Nirvana vino, fue en la gira de Nevermind, o sea en la gira de ese disco, en su momento y eso no pasaba demasiado seguido».

«El line up eran Los Brujos, Calamity Jane y Nirvana. Nosotros entramos temprano. Una pequeña anécdota es que, para cuidar el césped del campo de juego, habían puesto como unas lonas cinco por cinco de arpillera clavadas al piso con clavos de 15-20 centímetros de plástico. Imaginate que esos clavos eran removibles y en el mismo momento que entró la gente empezaron a sacar los clavos, las lonas. De hecho las agarraban entre varios y hacían volar a gente por el aire. Desde la seguridad fue un delirio.

Subieron Los Brujos con el disfraz de ese momento, los dos cantante metidos en un solo pijama y la re contra mega archi rompieron. Fue una cosa increíble, ¡la dejaron chiquitita! Yo me volví fan de Los Brujos en ese momento porque el show que dieron los tipos fue apoteótico: Fin de Semana Salvaje, La Bomba Musical, Kanishka, cuatro o cinco temas porque había explotado solamente Kaniska, tema que había salido en un compilado llamado Hacelo Por Mí , que era el programa que hacía Mario Pergolini en Canal 9.

Debe haber sido uno de los mejores shows que vi en mi vida. Después salieron las Calamity Janes, que venían con Nirvana, era una banda apadrinada por Cobain. Les tiraron con todo, meaban en las bolsas y les tiraban con las bolsas llenas de meada. Les hicieron la vida imposible. Sumale a esto que eran mujeres ante un público extremadamente machista. Las tenían a todas en contra y encima tenían un show espectacular antes. Las escupieron, les tiraron con todo, les tiraron con los clavos amarillos. ¡Pobres chicas, la pasaron mal! Después subió Nirvana con esa mala onda y amagaron tres o cuatro veces con el comienzo de Smells like Teen Spirit y nunca la tocaron. Trascendió después que había sido precisamente por el maltrato hacia las Calamity Jane. El show de Nirvana fue una bomba porque en ese momento la banda era una bomba, era un momento espectacular, habían cambiado la industria de la música para siempre. Era increíble lo que pasaba arriba del escenario y tenías a un pibe que era el frontman, el cantante, pero que no quería serlo. En muchos momentos el payaso arriba del escenario fue Dave Grohl, incluso subió con una batería chiquitita tipo de juguete y se puso a tocar. Fue un show impresionante».