Ganó 55 millones de dólares en la lotería y lo ocultó a su familia por 10 años por miedo a que derrocharan la plata

Un hombre, de 67 años, reveló su secreto mejor guardado: ganó la lotería hace una década atrás y nunca se lo reveló a sus seres queridos por miedo a perder todo lo obtenido.

Ganó 55 millones de dólares en la lotería y lo ocultó a su familia por 10 años por miedo a que derrocharan la plata

Un hombre oriundo de California, Estados Unidos, ganó 55 millones de dólares en la lotería hace 10 años y nunca se lo contó a sus familiares y amigos por temor a perder absolutamente todo.

El gran ganador de 67 años lo dio a conocer ahora sin decir su nombre en una carta anónima que envió a “The Moneyist”, un sitio que da consejos y cuenta historias de problemas financieros.

En la misiva, el sujeto aseguró que nunca se lo contó a su familia porque ellos derrocharían los millones que ganó en la lotería. “Sé que mis padres no habrían pedido nada, pero mi hermana me habría dicho que donara la mitad a su iglesia. No he donado dinero a nadie ni a ninguna organización. Tampoco creo en prestar dinero a amigos y familiares, pase lo que pase. Si lo hiciera, estaría arruinado”, detalló.

Ganó 55 millones de dólares en la lotería y lo ocultó a su familia por 10 años por miedo a que derrocharan la plata

En paralelo, reveló que vive tranquilo y no quiere problemas: “No me agrada ella (en referencia a su hermana) y ahora tengo 67 años y estoy muy cómodo con mi vida. No gasto mucho. No tengo hijos y mis padres fallecieron”.

De hecho, reconoció que está distanciado de su hermana: “No he hablado con ella en más de 10 años. Con suerte, no tiene ni idea de dónde vivo; además, mis padres la sacaron de la finca antes de morir. Trató de hacer cosas horribles a nuestros padres, que logré poner fin”.

Por último, el ganador de la lotería hace 10 años expuso que lleva una vida sin lujos y que solo se compró una casa y un auto nuevo. Y que, en un momento, pensó en dar a conocer su secreto pero luego se arrepintió y decidió seguir de la misma manera.

En este sentido, sentenció: “Sin duda te das cuenta de que el dinero no cambia quién eres. Sin embargo, puede cambiar la percepción que los demás tienen de ti. Las personas proyectan sus propias necesidades, resentimientos, inseguridades y ambiciones en los demás”.