¿En qué año están los judíos?

El momento que da inicio a un nuevo ciclo del calendario hebreo tendrá lugar entre el domingo 25 y el martes 27; cómo se celebra esta importante fiesta litúrgica

Con el festejo de Rosh Hashaná Año Nuevo Judío, los fieles de esta religión inauguraron el año 5873, parte de una cosmovisión que nace del calendario hebreo, el cual se diferencia notablemente del gregoriano que es el que rige mayormente a occidente.

Después de la primera estrella que salió el 25 y hasta la primera del 27 de septiembre se conmemora que se cumplieron 5873 años del principio de este calendario, que toma sus referencias de la Biblia y marca su inicio donde lo hace el primer libro de la Torá o Pentateuco: el Génesis o creación del universo por acción de Dios.

Según los cálculos milenarios de astrónomos hebreos, este evento ocurrió el lunes 7 de septiembre del 3.760 a.e.c., fecha equivalente al primer día del mes tishrei del año 1 (del calendario hebreo).

Al igual que el gregoriano, este calendario tiene 12 meses, pero en su caso, se dividen en 29 o 30 días, situación que solo cambia los años bisiestos. Así, está estructurado de la siguiente manera:

  • Tishrei (30 días) – equivalente a septiembre u octubre
  • Jeshván (29 o 30 días) – equivalente a octubre o noviembre
  • Kislev (30 o 29 días) – equivalente a noviembre o diciembre
  • Tevet (29 días) – equivalente a diciembre o enero
  • Shevat (30 días) – equivalente a enero o febrero
  • Adar (29 días)- equivalente a febrero o marzo
  • Nisán (30 días) – equivalente a marzo o abril
  • Iyar (29 días)- equivalente a abril o mayo
  • Siván (30 días) – equivalente a mayo o junio
  • Tamuz (29 días) – equivalente a junio o julio
  • Av (30 días) – equivalente a julio o agosto
  • Elul (29 días) – equivalente a agosto o septiembre

De esta forma, en la actualidad, nos encontramos en los últimos días del Eul y las vísperas del Tishrei, en cuyo primer día se celebra Rosh Hashaná, que en hebreo significa literalmente “cabeza de mes”.

Cómo se celebra Rosh Hashaná

Rosh Hashaná comienza cuando aparece la primera estrella del cielo en la tarde, inaugurando el primer día del año en la cultura judía. En ese momento, los creyentes proceden a tocar el shofar, un instrumento hecho a partir del cuerno de un animal kosher que entonan 100 veces, de maneras diferentes, para asegurarse de cumplir con una tradición cuyo rito exacto se perdió con el tiempo.

A partir de este momento, se hacen bendiciones y una cena ritual en la cual algunos platos tradicionales son la manzana con miel (muchos de los ingredientes son dulces para pedir por un año con dulzura), el gefilte fish o el Lecaij, un postre elaborado a base de base de miel que combina huevo, azúcar, canela, té, aceite.

Pescado relleno o gefilte fish comida típica para el Rosh Hashaná de los judíos ashquenazíes, del este de Europa
Pescado relleno o gefilte fish comida típica para el Rosh Hashaná de los judíos ashquenazíes, del este de Europa

Uno de los saludos típicos para ese momento y el resto de la festividad es “Shaná tová”, una expresión de augurios positivos para el año entrante, que puede ir acompañado de la bendición “Leshaná tová tikatev vetejatem”, que en hebreo significa “que seas inscripto y sellado para un buen año”.

Luego de este día, se abre un espacio de 10 días de reflexión en el que los judíos identifican sus vicios o pecados cometidos en el ciclo que se cierra y se arrepienten de ellos. Dicho espacio de introspección culmina en otra fecha sagrada del calendario hebreo, el Día del Perdón o Yom Kipur, donde según la tradición las ofensas son dejadas atrás y se ingresa en el año nuevo limpio de culpas..