El café más caro del mundo está hecho de caca

Ya sea por la mañana para despertar o en la noche para acompañar, los amantes del café nunca pierden oportunidad para tomarse un traguito de esta bebida. Además, en el mundo hay más de 100 especies distintas de granos de café, por lo cual la experiencia cafetera se ha convertido en todo un ritual para explorar sabores distintos. 

Sin embargo, hay una especie en particular que ostenta el título de ser el café más caro del mundo. Se trata del Kopi Luwak (o Kopi Iuwak), que se cosecha en Indonesia.

Para darnos una idea, una sola taza de café Kopi Luwak puede costar entre 80 y 100 dólares; es decir, hasta 2 mil pesos. Así que es un lujo que no cualquiera puede darse.

No obstante, los amantes del café incluso viajan hasta Indonesia para poder constatar el particular sabor del Kopi Luwak, que entrega notas de caramelo y chocolate, según los expertos cafeteros.

Pero, ¿a qué se debe su alto precio y su exuberante sabor? Bueno, todo tiene que ver con su proceso de producción: el café más caro del mundo, literalmente, está hecho de caca.

¡¿Quéeeeeee?! Sí, así como lo lees: después de la cosecha, los caficultores alimentan a las civetas (un pequeño mamífero similar a un hurón) con los granos.

Una vez que hacen digestión, se recolectan los granos directamente del excremento de las civetas. Se supone que las enzimas digestivas le restan acidez a los granos y le dan un sabor más suave.

¿A quién se le antoja una taza de café para esta época de lluvias?