Dos años de VALORANT, el juego que se convirtió en un espacio de oportunidades

Desde su lanzamiento en 2020, Riot Games puso gran énfasis en promover regiones y sectores más relegados en otras escenas

El shooter táctico de Riot Games, que sacudió el ecosistema con su lanzamiento, cumplió dos años. Después de un primer año de calibración y ajustes en base a la experiencia del jugador, VALORANT empezó a atraer cada vez más usuarios a su propuesta que resultó familiar pero única a la vez. Considerado como el competidor más claro del CS:GO, el 2021 fue al año que dio luz verde para activar su circuito oficial de esports y cosechó gran éxito en distintos rincones del mundo.

Con un repertorio inicial de 10 agentes y 3 mapas, actualmente cuenta con un total de 19 personajes únicos y 7 escenarios con propuestas distintivas. Riot Games no tuvo miedo de experimentar y explorar con nuevas interacciones, habilidades especiales y, de la misma manera, también atrajo un público más amplio.

VALORANT fue presentado como una experiencia integradora y Riot Games reafirmó ese posicionamiento con el desarrollo de una escena profesional para mujeres a través de Game ChangersLo que comenzó con torneos localizados, se convirtió en un circuito oficial que este año incluirá su primer Campeonato Mundial. Además, el equipo responsable mantuvo comunicación e intercambios, atendiendo a las críticas y recomendaciones de su comunidad.

Con más de dos años de recorrido, el shooter avanzó notablemente sobre sus medidas preventivas, de respuesta inmediata y penalizaciones severas ante situaciones de violencia y discriminación. Sin embargo, con mucho todavía por cambiar, representa un esfuerzo constante. La misma productora ejecutiva de VALORANTAnna Donlon, que en 2020 anticipó redoblar esfuerzos para mejorar la experiencia, continúa experimentando con nuevos métodos.

En ese sentido, se puede decir que Riot Games mantiene una transparencia importante en lo que respecta al estado del juego, sus problemáticas y cómo accionarán para buscar una mejoría. La toxicidad y los abusos constantes en los servidores no son la excepción.

El juego goza de una base de jugadores que actualmente supera los 15 millones de miembros por mes y atrae más de 800 mil usuarios concurrentes activos. Aunque se puede decir que lleva un corto recorrido, mantuvo una popularidad estable por más de dos años y superó la prueba del tiempo. No sólo atrajo talento y figuras del CS:GO, sino que también de otros títulos FPS como Apex Legends, Overwatch y Paladins entre otros.

Tal es el ejemplo de Camila BoAx” Hernandez, caster, analista y host, pero también ex-jugadora de Overwatch. BoAx le contó a Latin Power que se vio convencida cuando notó la intención de Riot Games de hacer un juego mucho más inclusivo: “Siento que ningún juego lo tiene, que la propia empresa fomente esas instancias femeninas o de minorías”, celebró. Sugacreadora de contenido, host y analista de VALORANT lo atribuyó a que hay más mujeres ocupando altos puestos de grandes compañías como Riot Games: “Se nota que desde la producción están tratando de incluir cosas que antes no eran relevantes”, analizó.

La primera convocatoria de Game Changers de 2022 atrajo a más de 50 equipos y 250 jugadoras en América Latina. Actualmente, la escena se encuentra en camino a su tercer torneo regional y cuenta con la participación de organizaciones norteamericanas y europeas como G2 Esports, Guild Esports, Cloud9, TSM; así como KRÜ Esports, Undead BK, Skull Cracker Clan, FUSION, entre algunas de las más destacadas en Latam.

Aunque hay mucho terreno por recorrer, los continuos esfuerzos de Riot Games convirtieron a VALORANT en un espacio más inclusivo que refuerza valores fundamentales: el gaming no es un espacio determinado por el género. La toxicidad persiste, pero eso no significa que el gaming esté reservado para unos pocos. El efecto logrado por el nuevo shooter es parte de un esfuerzo aún mayor en la industria y marca el camino para una comunidad más amplia y tolerante.