Cómo agrandar zapatos: tres trucos caseros

Tres formas de agrandar la horma de los zapatos nuevos o duros para que no generen molestias en los pies.

Varios trucos caseros pueden ayudar a agrandar la horma de los zapatos que sean imposibles de usar. Los zapatos nuevos, angostos o duros pueden amoldarse al pie siguiendo estos simples pasos.

Agrandar zapatos con el secador de pelo

  • Colocate medias relativamente gruesas y ponete el calzado.
  • Ubicar el secador de pelo a 30 cm. del zapato.
  • Aplicar calor durante 20 segundos, a nivel medio. Secar con movimientos constantes para no quemar el calzado.
  • Apagar el secador.
  • Caminar y mover bien los pies mientras los zapatos se enfrían.

Horma para agrandar zapatos

Una de las formas más sencillas de agrandar un zapato es con una horma. Para usar este producto solo es necesario colocar la horma, con el tamaño deseado, dentro del zapato, toda la noche. Al otro día el calzado estará estirado y blando. Este sencillo truco es perfecto para los calzados duros.

Agrandar zapatos con una papa cruda

  • Envolver una papa pelada en una bolsa de tela fina o papel de seda.
  • Colocar la papa dentro del zapato y dejar que actúe toda la noche.
  • Al otro día, usar el zapato agrandado.
  • Al día siguiente notarás un ligero ensanchamiento del zapato. Si ves que es muy pequeño, repite el proceso hasta alcanzar la talla deseada.