Le prohibieron el ingreso de por vida a un tenedor libre por comer demasiado

Tras ingerir demasiado alimento, el dueño de un tenedor libre le terminó prohibiendo el ingreso de por vida a un cliente.

Le prohibieron el ingreso de por vida a un tenedor libre por comer demasiadoEcharon a un cliente de un tenedor libre por comer demasiado.

Un insólito hecho se llevó a cabo en un tenedor libre de la ciudad china de Changsha. Tras ingerir un kilo y medio de patitas de cerdo y 4 de otras partes de este animal, el dueño de dicho restaurante decidió no dejar pasar al cliente la segunda vez que este acudió al restaurante, aduciendo que le “produce pérdidas económicas al lugar”.

El hombre al que se le ha negado al acceso al tenedor libre tiene el nombre Kang en sus redes sociales y se dedica a compartir contenido de los sitios de gastronomía que visita. El influencer contó que el dueño del restaurante lo vetó de por vida del establecimiento y tildó esa medida como “discriminatoria” a la hora de hacer valer su reclamo.

Le prohibieron el ingreso de por vida a un tenedor libre por comer demasiadoA la izquierda Kang, el cliente vetado y a la derecha, el dueño del tenedor libre.

El influencer dió una entrevista a un canal de televisión y dejó una frase que dejó impactados y conmovidos a los televidentes. “Puedo comer mucho, ¿es un defecto?”, fueron las palabras de Kang ante la decisión del dueño del establecimiento, a quien no le gustó nada la idea de que dicho cliente le sacara mucha comida al restaurante.

Por su parte, el dueño del tenedor libre también dio su palabra por los hechos y dijo lo siguiente: “Cada vez que viene aquí, pierdo unos cientos de yuanes. Incluso cuando bebe leche de soja, puede beber 20 o 30 botellas. Cuando se come las manitas de cerdo, consume la bandeja entera. Y en cuanto a las gambas, generalmente la gente usa pinzas para recogerlas y él usa una bandeja para tomarlas todas”.

Cabe destacar que igualmente la ley local está más del lado del propietrario. Según los lineamientos de dicha región, el dueño puede impedir su ingreso sin violar el derecho del cliente,con lo cual ante una posible demanda del comensal, el encargado del local no tendrá problemas legales.