Cuatro errores muy comunes sobre la alimentación de los perros: qué se puede y qué no

Es muy importante intentar evitar estos errores al alimentar a tu perro.

Alimentar a nuestro perro es una tarea que se tiene que hacer responsablementeAlimentar a nuestro perro es una tarea que se tiene que hacer responsablemente

No hay dudas de que aquellos que tienen mascotas intentan darles la mejor calidad de vida y todo el cariño que necesitan ya que son parte de la familia. Por esta misma razón, hay que estar atento a todos los detalles que hacen que nuestros animales tengan una vida sana y feliz junto a nosotros ya sea un perro o un gato.

Si bien muchas personas piensan que alimentar a las mascotas puede ser una tarea fácil que solo consiste en ponerles comida, puede que estén equivocados. Por ejemplo, hay ciertos errores que se deben evitar a toda costa al momento de alimentar a tu perro.

La alimentación de un can debe ser balanceada y tiene que ser rica en nutrientes. Por esta razón es que hay que prestar mucha atención al momento de darle de comer a nuestro perro y ofrecerle cualquier tipo de comida. De esta manera, para que tu mascota pueda seguir siendo sana, te dejamos cuatro errores que hay que evitar a toda costa para no dañar la salud de tu can.

Cuatro cosas que se deben evitar cuando alimentamos a nuestro perro

En primer lugar, no hay que mezclar el alimento balanceado con el alimento natural (es decir, carne, pollo o verduras). Esto es muy importante debido a que ambos alimentos tienen tiempos y procesos de digestión distintos y mezclarlos puede dañar la salud de nuestra mascota.

Por otro lado, no hay que agregar arroz al alimento balanceado. Ambos son muy ricos en carbohidratos y no solo desbalancea la dieta sino que también le da mucho de un nutriente que nuestro perro solo necesita en pocas dosis.

A su vez, no es recomendable darles huesos cocidos porque estos pueden astillarse y causar obstrucciones o perforaciones en los órganos del animal. Y por último, no se les debe dar leche de vaca, principalmente a los recién nacidos, sino que deben consumir leche de fórmula.