El Gaming pone fin al síndrome de burnout

Los estudios muestran que los videojuegos son una de las herramientas más efectivas para combatir el agotamiento en el ámbito del trabajo

Una de las grandes preocupaciones que tenemos en las empresas es evitar el burnout en nuestros equipos, también conocido como “síndrome del quemado”: una respuesta asociada al agotamiento físico y mental generado por el estrés.

Debido a la gravedad que presenta en el ámbito del trabajo, finalmente en 2019 la Organización Mundial de la Salud lo declaró como un “fenómeno laboral” dentro de la Clasificación Internacional de Enfermedades. Según la OMS, es lo que sucede cuando el estrés no se gestiona con éxito y se vuelve crónico. Los síntomas principales son el agotamiento o falta de energía y el distanciamiento mental o los sentimientos negativos hacia el propio trabajo, y entre otras cosas afecta la eficacia profesional.

Es importante no perder de vista este fenómeno para poder prevenirlo y acompañar a los colaboradores en caso de que lleguen a este estado. Necesitamos escuchar a quienes trabajan en la compañía, saber cómo se sienten y qué necesitan para continuar teniendo una buena experiencia. Un estudio reciente de la Universidad de Oxford nos da una pista sobre una de las herramientas que podemos usar para fomentar el bienestar de las personas: los videojuegos.

La investigación halló una correlación entre el tiempo de juego y las sensaciones positivas. Por un lado, al igual que otras actividades recreativas ayuda a reducir el estrés generado por el trabajo, estudio u otras obligaciones. A nivel corporal, conectarse con emociones placenteras dispara la producción de dopamina, que genera la sensación de bienestar o relajación que experimentan los gamers.

Además, estableció que competir y conectarse con otros a través del juego también mejora el estado de ánimo. No podemos negar que los juegos unen y crean comunidades. De hecho, hoy en día el 60% de los jugadores elige juegos sociales o multiplayer, que ofrecen mayor interacción e involucramiento.

A su vez, Finance Online 2 recolectó cifras sobre la gamificación llegando a datos interesantes como que el 87% de los encuestados considera que los elementos del juego en el trabajo hacen que se sientan más conectados socialmente, y el 86% del talento joven piensa que la gamificación en el trabajo es divertida y placentera.

Por otro lado, los juegos también son de gran ayuda para mantener activa nuestra mente, fomentar nuestros conocimientos y mejorar la memoria. También tienen otras ventajas como estimular los sentidos y aumentar la curiosidad. En etermax, por ejemplo, priorizamos la creación y diseño de juegos que no solamente tengan como función divertir y entretener a las personas, sino que también dejen enseñanzas y aporten valor en términos de conocimiento, para que el momento de juego sea a su vez de aprendizaje.

En un ambiente laboral o educativo, es muy difícil que logremos evitar por completo el estrés. Pero sí podemos resguardar nuestra salud mental y bienestar cultivando actividades que nos relajen y entretengan. Desde nuestra parte, continuaremos colaborando con el desarrollo de juegos que funcionen como vía de escape para la mente, a la vez que impulsamos también la agilidad mental y los conocimientos de los usuarios.

Fuente: Infobae