Vuelve el Festival Interancional de Jazz con más de 40 conciertos, mayor presencia femenina y artistas de primer nivel

Del 4 al 7 de noviembre se llevará a cabo en distintas sedes uno de los eventos musicales más importantes de la Ciudad. Infobae Cultura dialogó con Julia Moscardini, la primera mujer en catorce años en dirigir el festival

Luego de la edición totalmente virtual y acotada que se realizó en plena pandemia a finales del 2020, el Festival Internacional de Jazz de Buenos Aires, una de las citas tradicionales del calendario musical porteño; vuelve a celebrar el ansiado encuentro de la música con su público fiel y entusiasta.

Esta nueva programación, que se desarrollará a partir de este jueves y hasta el domingo próximo, incluye más de 40 conciertos presenciales, que contemplan el cruce de músicos de distintos puntos del país y la realización de clínicas y talleres (algunos de ellos virtuales) que permitirán el acceso a información de primera línea para artistas de distintas geografías.

Pero además esta edición trae consigo una novedad a tono con los nuevos tiempos. Es la primera vez en sus 14 años de vida como encuentro internacional, que su dirección artística recae en una mujer. La elegida por las autoridades porteñas es Julia Moscardini, una de las nuevas voces del jazz en el país, que en 2020 editó Stablemates, su primer trabajo discográfico como líder. En las 13 ediciones anteriores la dirección estuvo a cargo del pianista Adrián Iaies, quien debutó en esas funciones en 2008, con la recordada apertura del norteamericano Randy Weston, un icono del piano jazz, que con sus 83 años deslumbró por entonces a la audiencia porteña.

Esta del 2021, y por razones que tienen más que ver con limitaciones presupuestarias y las restricciones que impone el Covid que por elecciones artísticas, tendrá una reducida presencia internacional; sustentando la casi totalidad de su programación en artistas locales. Buena parte de ellos fue seleccionada a través de una convocatoria abierta en todo el país por un jurado que presidió Moscardini y que además integraron el veterano pianista Angel Sucheras, la contrabajista colombiana Diana Arias, con fuerte presencia en la escena local y el líder de EscalandrumDaniel “Pipi” Piazzolla.

“La programación del Festival generó un importante diálogo con la escena local a partir de estas convocatorias. Tuvimos que evaluar más de 270 propuestas de todo el país, tanto de músicos muy jóvenes como de artistas de mucha trayectoria y experiencia”, señaló Julia Moscardini, a Infobae Cultura.

—En unos años pasaste de participar como artista en el Festival a dirigirlo. ¿Se modificó tu mirada entre una punta y la otra del camino?

—Pienso que no. Nunca perdí de vista que el Festival es un espacio público. Que no tiene que ver con mis gustos musicales o mis preferencias y si con la realidad actual de la escena. Eso no cambio. Lo que si sucedió es que ahora tomé más consciencia de la amplitud de la oferta musical en el país. Obviamente no conocía esta totalidad porque como músico no participaba de todos los circuitos. En ese conocimiento tan necesario me ayudó mucho Adrián Iaies, cuando me convocó para sucederlo y también los colegas que integraron el comité de selección de las propuestas. Todos ellos músicos de distintas generaciones y estilos, aportaron su conocimiento y experiencia para que podamos tener una convocatoria más amplia.

—Si bien hoy lo presupuestario y lo sanitario son límites concretos a la hora de programar, se lamenta la escasa presencia internacional en esta edición.

—Sí, pero creo que todos van a comprenderlo. Se entiende que el recorte en la presencia internacional tiene causas muy concretas que exceden totalmente mi voluntad y mis ganas. Hay limitaciones por la pandemia. Hay limitaciones presupuestarias. Eso ya sucedió el año pasado. Y son dos campos en los que no tenemos injerencia. Si tenemos responsabilidad en la correcta utilización del presupuesto asignado. Y allí es donde pusimos el enfoque. En hacer el mejor festival posible con las posibilidades que teníamos.

—Esta es la primera vez en casi 20 años que el Festival de jazz porteño, en sus distintas modalidades, tiene una mujer al frente. Primero lo dirigió el ex-Almendra Rodolfo García y luego Iaies. ¿Podemos hablar de una mirada femenina en la organización o eso no tiene sentido aquí?

—En principio creo que hay una intención evidente de incluir mujeres en roles que antes eran casi exclusividad de los hombres. Hoy tenemos proyectos que desde un inicio nos incluyen. Es parte de la realidad actual y lo celebro. Pero también creo que el hecho de que una mujer esté al frente no define por sí sólo una mirada. Son otras cuestiones las que pesan. Yo tengo que trabajar de igual manera que lo hace un hombre. Desde mis ideas. Con mis convicciones, con mi manera de ver las cosas. Y en este caso creo que el género es indistinto. Comprendo que llame la atención que una mujer llegue a la dirección del Festival porque es algo que no había sucedido antes. Pero como digo, es solo un dato que no lo hace ni mejor ni peor.

Otra de las novedades que trae esta edición 2021 del Festival Internacional es que se celebrará en paralelo con La Noche de los Anticuarios, que tendrá como espacio protagónico el barrio de San Telmo y el casco histórico de la ciudad, con música, charlas y visitas guiadas por cada uno de los espacios convocantes.

La tarde noche del jueves 4 será el comienzo de esta novedosa asociación entre los jazzeros y los anticuarios, con visitas guiadas a los locales del casco histórico y la nostalgiosa música del cuarteto Hot Shooters, rememorando los años 30 y la fanfarria Desmadre Orkesta, junto a performances teatrales, ilustradores interviniendo vidrieras y clases de Swing. Por la tarde en Arte Antica se presentará el trío Páez-Boccanera-Gatica y poco después el grupo del guitarrista Miguel Tarzia, uno de los pilares del nuevo jazz argentino.

Por eso también entre las sedes convocantes se suma este año la Scala de San Telmo, con conciertos durante todo el festival. La apertura estará a cargo del grupo del experimentado Enrique Norris y del quinteto del pianista Pablo Raposo. También se celebrarán distintos shows en la Usina del Arte, entre ellos el que dará el viernes la cantante Magalí Fernández presentando su disco Don´t Get Scared y el dúo de Ricardo Cavalli Guillermo Romero. Un día después llegara a la Usina el trio del tecladista Hernán Jacinto y el septeto de la cantante Barbie Martínez.

Fuente: Infobae