Una mujer rompió el récord de haber padecido el coronavirus más largo

En las ultimas horas se conoció un curioso y triste récord, y la protagonista es una mujer que tuvo el coronavirus más prolongado.

La comunidad científica no para de hablar de una mujer por una insólita situación sanitaria que le tocó vivir, porque según indica un reciente estudio médico, tuvo el caso de coronavirus más largo jamás documentado.

Aunque parezca mentira y hasta increíble, el coronavirus afectó a una mujer de 47 años, que ya había sobrevivido a un cáncer. El dato sin precedentes es que tuvo la enfermedad viral durante 335 días activa en su organismo.

Este estudio, fue publicado como una preimpresión en MedRxvid a principios de octubre y todavía no han sido revisado por otros pares, como es de esperarse, no deja de llamar la atención un caso de coronavirus tan extraño.

Una mujer consiguió el insólito récord de tener el coronavirus más prolongado que se tenga registroEl contagio de coronavirus de una mujer de 47 años, duró casi un año siendo positiva

Según figura en el documento publicado, la mujer fue hospitalizada por primera vez en el campus de los Institutos Nacionales de Salud en Bethesda, Maryland, Estados Unidos en la primavera de 2020. Ella dio positivo de coronavirus y luego presentó algunas complicaciones.

En esos días, los médicos trataron la enfermedad y los síntomas bajaron considerablemente, por lo que se podía pensar que ya estaba curada. Pero lo que llamó la atención es que 10 meses después de esa primera hospitalización, seguía dando positivo en las pruebas del virus.

El triste récord que alcanzó una mujer: el coronavirus más largoUn estudio publicado en una revista ciéntífica reveló el caso de una estadounidense al que los test le dieron positivos durante 335 días

Durante ese tiempo, los síntomas que tenía la mujer eran muy leves o incluso nulos, pero en las prueba de coronavirus que se realizaba, continuaba dando positivo del virus. Esto dejo realmente sorprendidos a los médicos.

Se sabe que la mujer estaba inmunodeprimida después de haberse realizado un tratamiento exitoso contra el cáncer de sangre, unos tres años antes, y la dejo con niveles bajos de células B, que producen anticuerpos.

Esta podría ser una posible explicación del por qué continuaba dando positivo en las pruebas de coronavirus. Según explica, este resultado podría haber sido un “falso positivo”, porque la prueba podría estar detectando partes inofensivas del virus que quedaron después de que la infección fuera eliminada.