La pastilla de MSD contra el Covid-19 ya es furor sin salir al mercado

El comprimido contra el Covid-19 producido por la multinacional farmacéutica MSD (Merck Sharp & Dohme), que puede ser un fármaco revolucionario contra la enfermedad, ya se ha vuelto muy popular en Asia, aun cuanto no ha sido aprobado para la venta.

Según CNN, al menos ocho países y territorios de la región Asia-Pacífico ya han firmado contratos o están en negociaciones para producir el fármaco Molnupiravir bajo licencia, lo que según algunos expertos podría representar un punto de inflexión en la lucha contra los coronavirus.

MSD, que en Estados Unidos y Canadá es conocido como Merck, presentó recientemente una solicitud de autorización de emergencia ante la Administración Estadounidense de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) para su píldora, que, según un estudio clínico, reduciría a la mitad el riesgo de hospitalización y muerte de los pacientes con Covid.

Mientras tanto, la firma de analistas de mercado Airfinity revela que Nueva Zelanda, Australia y Corea del Sur se encuentran entre los países interesados en la pastilla.

La imagen de archivo del 1 de mayo de 2018 muestra la sede corporativa de MSD en Kenilworth, Nueva Jersey
La imagen de archivo del 1 de mayo de 2018 muestra la sede corporativa de MSD en Kenilworth, Nueva Jersey

Molnupiravir “realmente tiene el potencial, el potencial, de cambiar un poco el juego”, dijo Rachel Cohen, director ejecutivo para América del Norte de la organización sin fines de lucro Drugs for Neglected Diseases.

De ser autorizado, este fármaco oral sería el primer producto de este tipo en el mercado para tratar el Covid-19, lo cual, después de las vacunas, representaría un gran avance en la lucha contra la pandemia. Los resultados del ensayo clínico son positivos, asegura la multinacional farmacéutica MSD con sede en Nueva Jersey.

El estudio se realizó en 775 personas con casos leves a moderados de Covid-19 y al menos un factor de riesgo agravante, quienes tomaron el tratamiento dentro de los cinco días posteriores a los primeros síntomas.

La tasa de hospitalización o muerte en los pacientes que recibieron el fármaco fue del 7,3%, en comparación con el 14,1% de los que recibieron un placebo. No se observaron muertes en personas tratadas con Molnupiravir, en comparación con ocho en el segundo grupo.

La eficacia de este antiviral es “una muy buena noticia. Los datos son impresionantes”, dijo a los periodistas Anthony Fauci, principal asesor médico del presidente estadounidense Joe Biden, destacando la ausencia de muertes entre quienes ingirieron el fármaco.

Agencia ANSALA NACION