Qué son los bebés arcoíris y por qué tienen este nombre

Los bebés que llegan a la familia, luego de la pérdida de otro hijo anterior, se denominan bebés arcoíris.

Esta definición representa la metáfora de que después de la tormenta sale el sol. De hecho, los arco iris son fenómenos que surgen cuando la oscuridad de la tormenta se contrapone con la luz del sol.

Cabe destacar que, la definición de bebés arcoíris no está reconocida científicamente, pero es un término que se utiliza mucho para representar la esperanza, luego de una pérdida tan dolorosa como lo es la de un hijo.

De hecho, el término refiere a que los bebés que nace luego de la muerte de otro hijo anterior, vienen a llenar de luz a sus padres.

Si bien la pérdida de un bebé parece ser algo ocasional, es más común de lo que parece. En este sentido, la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia, señala que entre el 10% y 20% de las gestaciones resultan fallidas y acaban en un aborto espontáneo, provocando una situación de profunda tristeza en los padres gestantes.

De esta manera, los padres deben atravesar un proceso de duelo, lo que conlleva a que sientan diferentes sentimientos que van desde el enojo, la culpa hasta la ansiedad. Ansiedad, estrés y angustia, eso es lo que sienten las familias”, explica la psicóloga perinatal Diana Sánchez.

Luego de perder un bebé, las familias quedan resentidas y esta situación puede ocasionar diversas consecuencias, incluso llevar a la separación de la pareja.Por lo general, lleva mucho tiempo hasta que los padres que atravesaron la pérdida de un hijo puedan estar sanos para concretar la búsqueda de otro.

Pero quienes, finalmente, deciden hacerlo vivirán la llegada de los bebés arco iris que llegan para volver a iluminar la vida de sus padres, pero, claro está, sin reemplazar al hijo fallecido.

La llegada de este nuevo bebé, permitirá a sus padres agrandar su corazón y experimentar nuevas formas de amar, sin llenar ese espacio vacío que les quedará de por vida.