Cuáles son los efectos post vacuna de Pfizer y Moderna en niños y adolescentes

Los expertos analizan los efectos secundarios que pueden generar las vacunas de Moderna y Pfizer en adolescentes.

En todo el mundo avanza el plan de vacunación contra el coronavirus y las vacunas de Moderna y Pfizer ya fueron autorizadas para ser administradas en adolescentes, en los cuales se analizan los efectos secundarios.En este último tiempo, las dudas se enfocaron en la eficacia de las vacunas Pfizer, Moderna y Janssen ante las nuevas variantes del coronavirus que se encontraron en varias partes del mundo.

Además, luego de tener a gran parte de la población mundial vacunada, los expertos buscan determinar la duración que tienen los anticuerpos en los pacientes, los cuales lo protegerán contra el coronavirus.

Cuáles son los efectos post vacuna de Pfizer y Moderna en niños y adolescentesEstudian a la vacuna de Pfizer y Moderna en niños y adolescentes

Según el Comité de Medicamentos de Uso Humano (CHMP) de la EMA, el uso de las vacunaspara el grupo de 12 a 15 años se llevará a cabo como en el resto de la población con dos dosis en un periodo de tiempo determinado.

Según los datos recolectados hasta el momento, los expertos advirtieron que los adolescentes vacunados con Moderna y Pfizer pueden tener efectos secundarios que en realidad son señales de que el organismo está generando protección.

Los efectos secundarios de las vacunas pueden ser dolor, enrojecimiento e hinchazón en el brazo en donde se aplicó la inyección y en el resto del cuerpo del cuerpo se puede experimentar dolor de cabeza, dolor muscular, escalofríos, fiebre, náuseas y cansancio.

Cuáles son los efectos post vacuna de Pfizer y Moderna en niños y adolescentesPfizer y Moderna tienen efectos secundarios

A pesar de que algunas personas no sufren ningún efecto secundario, los expertos también han registrado que algunas personas pueden padecer miocarditis (inflamación del músculo cardiaco) y pericarditis (inflamación de la membrana que rodea el corazón) en adolescentes y adultos jóvenes con más frecuencia después de recibir la segunda dosis y durante los 14 días posteriores a la vacunación.

A pesar de estos registros, los expertos advirtieron que las vacunas son seguras para los niños y adolescentes y que en la mayoría de los casos no se detectaron síntomas graves o que complejicen la salud del inoculado.